jueves, 5 de mayo de 2011

Con técnicas ancestrales tejen el futuro en Doñihue

www.elrancahuaso.cl
02 de Mayo, 2011 07:05

Parlamentarios, extranjeros y representantes de agencias de turismo fueron parte del público que presenció la nueva apuesta de un grupo de chamanteras doñihuanas que busca mezclar el diseño con la el tejido en telar.



Por Corresponsales
Rosa Elena camina del brazo de la pequeña Cloe Hamilton (de apenas 9 años) por la pasarela. En sus manos lleva el peine manual o canilla -con el que ajusta los hilos del telar- y se lo entrega –en medio de aplausos- a Cloe. Es el traspaso simbólico de la tradición del tejido en telar. Es la metáfora que marca el sentido del nuevo taller Urdiembre, que busca mezclar el diseño con esta técnica ancestral para dar vida a prendas, accesorios y joyas elaborados en telar. “Hace como un año comencé a darme cuenta que las tejedoras de acá de Doñihue gastan la mayor parte del tiempo en hacer dos chamantos que es lo que se puede hacer en un año”, dice Claudia Martínez, precursora de esta apuesta. Esto considerando que el tiempo que lleva la elaboración de un chamanto, prenda muy utilizadas por el huaso, es de seis meses.

A juicio de Claudia, esto es lo que está desincentivando el interés de las nuevas generaciones en aprender este oficio. Cada vez son menos las chamanteras, pues “un joven no se va a sentar cinco meses a hacer un chamanto, porque –además- el valor que les dan a ellos por tejer, no es muy rentable”, agrega Claudia. La idea entonces es hacer productos más rotativos, con un valor agregado. ¿Cómo?, elaborando –en lugar de chamantos- prendas de vestir, carteras, accesorios y joyas, que luego pretenden comercializar en el mercado nacional y extranjero. Para esto buscan mano de obra, “porque tenemos muchos pedidos y nos falta gente, así que las o los interesados pueden venir a consultar por trabajo a nuestro complejo ubicado en el Kilómetro 22, de la Ruta H-30, Paradero 17, Doñihue; o visitar nuestra página www.acquabambi.cl”, explica Claudia. “Creo que tiene mucho potencial y que necesita mucha más publicidad

. Esta zona tiene muchas posibilidades, pues existen cosas que son difíciles de encontrar en Europa. Estoy sorprendida, creo que es impresionante lo que hacen aquí. Esto tenemos que mostrarlo al mundo”, expresó Timea Steinhofer, turista húngara que llegó a presenciar la inauguración del nuevo taller.

UN NUEVO POLO TURISTICO

Luego que Cloe Hamilton recibió “La Canilla”, comenzó a tejer ante el público. Minutos más tarde, un desfile de prendas y accesorios deleitó a los asistentes. No sólo se exhibieron prendas elaboradas en telar, sino también finos zapatos hechos en talabartería. La apuesta de Acqua Bambi es generar un nuevo polo de desarrollo turístico, no sólo para ellos, sino para toda la zona de Doñihue, pues la idea es que el sector sea mundialmente reconocido por la ancestral tradición. Cristian Villanueva, gerente comercial de Panamericana Turismo, cree que “éste es un proyecto que no tiene comparación y de una envergadura y potencial enorme, que si bien es cierto es sumamente innovador, es una de las mejores muestras de la cultura chilena tanto en Chile como el exterior, por una razón simple: chamanteros casi ya no quedan, y hacer pública la elaboración de estos productos generar la valoración de todo el trabajo”. A juicio de Villanueva el potencial turístico de la región de O’Higgins es altísimo, sin embargo, “aún está en pañales”, pues requiere de “capacitación y formación de profesionales en el rubro del turismo, para llegar a la cadena de comercialización correcta de este tipo de productos”, finaliza. La tarea es ardua. El complejo turístico Acqua Bambi ya dio el primer paso con la creación de esta tienda taller que busca innovar y comercializar la ancestral técnica del tejido en telar, tan propia de Doñihue, la que esperan no se pierda y perdure de generación en generación.

---

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal