viernes, 17 de febrero de 2012

Una exposición con 68 fotos destaca la labor de los salineros de Cáhuil

www.emol.com
viernes 17 de febrero de 2012

Los trabajadores fueron declarados Tesoros Humanos Vivos:

Su autor, Claus Leisersohn, de 82 años, es la persona de mayor edad en recibir un Fondart este año. Las imágenes serán registradas en un libro.   


Tania González Chávez 

Hace 30 años eran cerca de 600 familias las que trabajaban en la producción de sal de mar en Cáhuil, a 15 kilómetros de Pichilemu. Hoy quedan unas 30. Como la técnica se aprende mirando y los jóvenes no están interesados -no da muchas ganancias y los costos físicos son altos- la actividad podría desaparecer.-


Ante ese escenario, el año pasado los salineros de Cáhuil fueron reconocidos como Tesoros Humanos Vivos por el Consejo de la Cultura. Ahora, el proyecto "Salinas y salineros de Cáhuil, registro fotográfico de un patrimonio vivo" se llevará a cabo con una exposición de 68 fotos y un libro. Esto, gracias a un Fondart que ganó el fotógrafo Claus Leisersohn, de 82 años.

"Es un atrevimiento presentar un proyecto a esta altura de la vida. Casi tenía miedo de que se aprobara, porque es mucho trabajo", reconoce Leisersohn, el beneficiario de más edad.

Conoció Cáhuil en 1974 y de inmediato se interesó en el lugar. Al año siguiente, comenzó a dedicar diez días de cada verano a fotografiar las faenas. Iba a las 16:00 horas, para encontrar la luz más favorable.
Muchos retratos son el reflejo de los trabajadores, sus herramientas y los paisajes, sobre el agua o la sal, y están dispuestos cronológicamente desde el retiro del barro hasta las colinas y sacos de sal.

"Me gusta mucho la parte plástica", cuenta Leisersohn, y agrega que uno de los ejes temáticos son los salineros y sus posturas de trabajo: "Son 'posiciones escultóricas'. Si los reflejara un escultor en piedra u otro material sería fantástico". Como el proceso no ha sufrido muchos cambios -como el paso de angarillas a carretillas- las fotos antiguas y las nuevas se mezclan para resaltar los contrastes. En la muestra también habrá herramientas que Claus ha recibido de los salineros.

La exposición será en Rancagua en agosto y en Pichilemu en septiembre. Para entonces habrá mil libros y Claus espera poder entregarles algunos a los salineros en sus manos. "Esto es para ellos", dice.
"Para nosotros es algo extraordinario", dice Marco Labarca, presidente de la Cooperativa de salineros de Cáhuil, y vaticina que salir de la incomunicación mejorará la calidad de vida de las familias.

---

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

A las 17 de febrero de 2012, 6:24 , Blogger plicasdeteresa ha dicho...

Gracias por dar a conocer esta actividad. Me encantaría saber cuándo se inauguren las exposiciones y, sobre todo, me encantaría conocer al fotógrafo. Por si acaso, te dejo mi dirección de correo electrónico.

teresa
teresa.gottlieb@gmail.com

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal