miércoles, 11 de noviembre de 2009

Huasa colchagüina la hermosa Miss Chile 1985, quedó entre las "top ten" del Miss Universo


FUENTE:MISSES CHILE
31 de Marzo 2006
Por Sergio Hernández Alcayaga



Claudia Van Sint Jan


En parte si usted puede leer Misses Del Mundo.CL se debe a la inspiración que originó Claudia Van Sint Jan cuando fue elegida entre el grupo de Semi Finalistas del Miss Universo 85. Después de tantos años tuvimos una grata conversación con una de nuestras reinas más queridas, admiradas y recordadas. Conversación que hemos dividido en dos partes.
Claudia Van Sint Jan marcó una etapa especial en la historia missológica: clasificó entre las mujeres más bella del universo después de 7 años en que Chile no lograba mayor figuración, además dio el inicio a los 6 años más relevantes, los años dorados del Miss Chile organizados por la Revista Paula.

Conversamos con Claudia de los momentos especiales de su vida, obviamente de su etapa en el Miss Chile y posteriormente en el Miss Universo. Y de como ella misma lo dice de la plenitud de esta etapa de su vida y donde dice haber sembrado y cosechado una linda familia.

Lo primero que nos confiesa es que es una amante de la tranquilidad, el campo y el silencio. Actualmente reside gran parte del año en Viña del Mar, ya que en esa ciudad estudian sus hijos. Pero cuando puede y en sus vacaciones se traslada a su casa en Chincolco, cerca de La Ligua, para disfrutar de lo que ella más le gusta, el campo.

Está casada con Ignacio, quien fue su novio desde cuando estudiaba Ganadería en la Inacap. Con él se casó en Abril del año 1986. Tienen 5 hijos: Ignacio de 19 años, Teresita de 17, Javiera de 15, José Manuel de 13 y Magda de 12 años. “Hemos construido una linda familia”, nos confiesa con orgullo. Y así lo hemos notado, ya que vimos en ella una mujer muy bella, a pesar de haber pasado 21 años desde que fue elegida la mujer más bella de Chile, y más aún, la vimos llena de paz y encanto.
Claudia nació un día 24 de febrero del año 1966 en Santiago de Chile, pero fue criada y pasó gran parte de su infancia en Nancagua, para posteriormente trasladarse junto a su familia a San Fernando a la edad de 13 años. Es de descendencia belga por parte de su padre.

Nos contó que desde los 15 años que las “tías” de CONIN en San Fernando le pedían que se presentara en el Miss Chile. “No tenía la edad y tampoco estaba en mis planes”, recalcó. Se trasladó a Santiago a estudiar Administración Agrícola con mención en Ganadería en el Inacap.

NUNCA SE ME PASÓ POR LA MENTE SER CANDIDATA A MISS CHILE


¿Cómo partió lo de ser candidata a Miss Chile?
Nunca se me pasó por la mente ser candidata a Miss Chile. Yo tenía clases en la mañanas y en las tardes tenía libre, por lo que me decidí a estudiar modelaje para poder trabajar en desfiles, hacer eventos y con eso ayudarme a financiar mis estudios.
Un amiga de San Fernando que trabajaba en la Revista Paula me sugirió que fuera a hablar con Gerardo Errázuriz, ya que él trabajaba con modelos para la revista y me podía ayudar. Pero al llegar allá me enteré que era el que realizaba los casting para seleccionar chicas para el Miss Chile. Estuvimos hablando como dos horas, trató de convencerme que me metiera al concurso, pero yo le decía que no estaba en mi planes y que no era lo que buscaba, que yo sólo quería modelar y tener una actividad que no interrumpiera mis estudios. Además para mí el concurso era un negociado y no quería ser monigote de nadie, concluye riendo.

¿Y cómo logró convencerte?
Lo conversé con mi novio. Él fue quien me dijo: ¿“Chica, tu realmente no quieres o estas con dudas? Ya que yo igual pretendo casarme contigo y no quisiera que después te arrepintieras de lo que no pudiste o dejaste de hacer”. Ahí fue cuando me miré para adentro y me dije: ¿Será por qué no quiero o por qué tengo miedo? Fue ahí que con la sola posibilidad de que fuera por miedo, me dije, bien, lo haré me voy a tirar.

QUERÍA GANARME UN RELOJ PORQUE NO TENIA


¿Qué posibilidades te veías de ganar una vez que ya estabas inscrita?
Recuerdo que comenzaron las actividades del Miss Chile 1985 con eventos y desfiles, pero ese verano me fui al campo en San Fernando. Yo sabía que las 30 semifinalistas se ganaban un reloj. Esa era mi meta, quería ganarme un reloj porque no tenía. (ríe)
¿Cómo fue el desarrollo del concurso?
Recuerdo que fue agotador y con la adrenalina a mil. Fueron 3 programas de televisión, lleno de ensayos y actividades.

¿Qué posibilidades concretas veías de figurar entre las finalistas o de ganar?
Me fui creando la idea de que podía estar entre las 5 finalistas, por el comentario de las propias candidatas. Pero no era mi ambición. Yo deseaba que ganara chicas como Ximena Ruiz o Paulina Arellano, que trabajaban como modelos, y quizás el triunfo les podía servir mucho más que a mi por la carrera que desarrollaban



Ximena Ruiz - Paulina Arellano

Cuéntanos sobre el ambiente vivido en las semanas previas a tu coronación
El ambiente era muy bueno, muy grato, pero al final comenzaron las tensiones de algunas chicas, cuando ya comenzaban a tener intereses mayores. Recuerdo que una de ella me invitó a su casa días previos a la final y me dijo: “Yo creo que tu eres la única que me puede hacer el peso, pero yo te gano en personalidad”. Quedé para adentro, me dije, pero cómo, dónde quedaron los objetivos de esa chica. ¿Qué pasó en el camino? En fin, no estaba preparada para esa cosas tan fuertes.

LLORÉ DE SUSTO Y PÁNICO

Fuiste coronada con una traje típico de huasa, ¿lo elegiste tu?
Claro que si. Nos preguntaron que traje típico querían que usáramos. Yo dije inmediatamente el de huasa. Ese quiero yo, concluye riendo.

Finalmente fuiste coronada, ¿qué pasó por tu cabeza en ese momento?
Lloré, lloré y lloré. Pero no por emoción, si no que de susto, de pánico. Cuando me vi con la corona puesta casi me morí. No me sentía fuerte para eso. Recuerdo que años atrás cuando fue elegida Miss Chile Josefa Isensee los periodistas la criticaron mucho, lo menos que le dijeron es que tenía cara de caballo. Si decían algo así de mi, me destruían. No tenía la coraza para vivir algo así.

¿Cómo lograste sobrellevar ese momento que estabas viviendo?
Me dije Claudia, tengo una corona, pero me llamo igual, tengo la misma edad, sigo queriendo a Ignacio, me gusta el campo, por qué esto me va a hacer mal. Sigo siendo la misma y no me puede afectar. Eso me dio confianza.

La ciudad de San Fernando vivió una fiesta cuando vio a una se sus hijas coronarse como Miss Chile, ¿qué pasaba por tu cabeza?
Me costó volver a las calles de San Fernando tranquila. Recuerdo que me gustaba mucho caminar por ellas, respirar ese aire frio de la zona. Pero si me detenía alguien para saludarme y felicitarme, inmediatamente llegaba más gente y se armaba un gentío. La gente me tiraba la ropa, comenzó a darme pánico. Incluso mi papá ya no podía caminar tranquilo. Él es una persona muy querida y todos deseaban saludarlo y felicitarlo por el triunfo de su hija. Fue difícil asumir todo eso.

SUS DÍAS EN EL MISS UNIVERSO




Antes de ir al Miss Universo tenía que ir a Colombia a un concurso o eventos de candidatas del Miss Universo. Pero por descoordinación me avisaron un día antes. Fue así Roberto Edwards (Presidente de revista Paula), me dijo no, tu no vas, así de rápido no vas.
Pedí finalmente que a Miami me acompañara Carmen Seijas, que era un encanto, tenía mucha química con ella y me sentiría muy acompañada y a gusto.

Claudia nos comenta que los primero días en Miami fueron difíciles. Que era una chica inmadura y que no le daba la justa importancia que eso estaba significando.

¿Cómo fueron tus primero días en Miami?
Al principio fueron algo difíciles. Al llegar a Miami me correspondió compartir habitación del hotel con Miss Honduras (Diana Margarita García). Con ella comencé a tener problemas. La organización nos tenía asignada una cama de dos plazas para las dos. Fue ahí cuando le solicité a la chaperona que nos dieran una cama para cada una. La chaperona me dijo: “No hagas escándalos porque el jurado te puede restar puntos”.

¿Lograste hacer buenas amistades?
Con mi compañera de cuarto siempre teníamos conflictos. Pero logré amistad con otras chicas, por ejemplo con Miss Gibraltar (Karina Suzanne Hollands) era una chica muy encantadora y amorosa. También con Miss Colombia (Sandra Borda Caldas) y Miss Uruguay (Andrea López Silva). Ella era muy amorosa y con unos ojos muy lindos.


Claudia junto a sus padres

¿Tenías a tus favoritas?
Una se deja influenciar por lo típico, me imaginaba que Venezuela y Colombia eran firme para ganar. Pero no creo que hubiera una fija.

Supimos que viviste momentos muy tensos y no muy agradables, ¿qué nos puedes decir de eso?
Recuerdo que mis papás viajaron a Miami a verme ya que yo les había regalado los pasajes que había ganado acá en Chile. Ellos me llevaron una carta de mi abuelo en donde me contaba que unos amigos en Chile de la carrera de ganadería habían tenido un accidente. Yo estaba sentada en un sillón leyendo y no paraba de llorar. Ahí se me acercó una chaperona y me retó, me dijo que no podía hacer esas cosas, que siempre tenía que ser muy Miss y andar siempre sonriendo.

A BOB BARKER LO HUBIERA DEMANDADO



¿Qué sucedió durante los ensayos con Bob Barker?
Durante unos de los ensayos yo estaba ensayando el recorrido que tenía que hacer en el escenario, para saber por donde debía caminar, en fin. En ese momento Bob Barker me empuja y casi me bota al suelo. Yo impresionada le pregunto a una de la chicas qué había sucedido, por qué él había tenido esa reacción conmigo. Una de ella me contestó que él se había enfurecido porque no le estaba tomando atención a las indicaciones que estaba dando. Yo no hablaba inglés, no podía entenderle lo que me decía, por lo que me dediqué a ensayar. Afortunadamente no pasó a mayores, pero casi me bota al suelo y fuera del escenario. Si hubiera sido más astuta lo demando, ya que el riesgo hubiera sido muy grande.
¿Conociste a Ivonne Ryding, la Miss Universo reinante de ese año?
Con ella me sucedió algo muy anecdótico. Yo estaba muy concentrada probándome un bikini durante unos ensayos y se me acerca una chica y me saluda, yo también la saludo pero con la cabeza baja y sin darle mucha importancia. Me pregunta que de qué país era y yo le contesto que de Chile. ¿Y tu? Le pregunto. Me dice soy la Miss Universo. Ahí se me cayó la cara de vergüenza. Aproveché de pedirle un autógrafo para mi hermano. Concluye riendo.

¿Tuviste algún contacto con Deborah Carthy Deu, quien fuera elegida Miss Universo?
La vi muy poco, sólo en algunas ocasiones. Yo compartía más con Colombia y Uruguay.
El concurso tiene un nivel de exigencia muy grande y con una disciplina muy estricta, ¿lograste comprobar eso?
En una oportunidad estaba almorzando y le digo a mi chaperona que iba al baño y volvía enseguida. Ella me dijo: “No, yo te acompaño”. A lo que yo le respondí que no era necesario, que sabía en donde estaba ubicado. Y me contestó: “Espera que yo termine de almorzar y me esperas, no te puedes separar de mi”, me respondió.

Tenía un nivel de agotamiento tan grande que los últimos días yo era un verdadero zombie caminando. Siempre con la adrenalina a mil. Los últimos días las fuerzas no me acompañaban. Ensayos tras ensayos, todo el día. Muchas veces en las noches nos decían que nos arregláramos ya que teníamos eventos o comidas. Yo prácticamente no alcanzaba ni a maquilarme ni peinarme. Pero no todo era malo, se creó un ambiente muy rico entre mis compañeras. Ya que todas estábamos con el mismo nivel de estrés.

Como fue tu entrevista con el jurado en los días previos. ¿Con quienes te sentiste cómoda y con quiénes no?
Olga Guillot (cantante cubana) fue muy encantadora, amorosísima, enganchamos de inmediato, teníamos muchas cosas en común. Cuando una se entrevista con el jurado suena un timbre en donde se te indica que debes conversar con el siguiente juez. Con Olga Guillot no podíamos parar de conversar. Con Rocío Jurado (cantante española) en cambio tenía una fuerza increíble que irradiaba. Me sentía cohibida e incómoda con ella. Me decía por ejemplo: “Sí, sí, eso ya lo se, te estoy preguntando por otra cosa”.

¿Te sentiste cómoda con el traje típico de huasa?
Estaba feliz, ya que era lo mío, con lo que me identificaba.

El traje de noche que usaste era un diseño de Rubén Campos. ¿Lo elegiste tú?
Me lo diseñó especialmente para mi, pero no lo elegí. Yo estaba entregada, él era el experto.
Ha sido normal oír a ex Misses quejarse por la falta de vestuario o el poco apoyo durante el Miss Universo, ¿fue tu caso?
Revista Paula nos apoyaba mucho en ese sentido. No tuve problemas. Habían casos más extremos. Por ejemplo Miss El Salvador (Julia Mora) comentaba que no llevaba nada, que ella misma tuvo que hacerse su propio traje típico.
Finalmente llegó la noche de coronación y fuiste seleccionada entre las 10 semifinalistas, ¿cuales fueron tus impresiones en esos momentos?
Fue una alegría muy grande, me dije que rico, y pensaba lo feliz que estarían en Chile.

¿Pensabas que llegaría ese momento?
Pensé que por algo me habían escogido, puede que yo no lo haya tenido claro o no lo haya visto, por lo que tenía que salir del paso a como diera lugar.

Llegó el momento de la entrevista personal con Bob Barker, ¿te asustó eso después de lo vivido con él días previos?
Tenía pánico, pero sabía que era un momento clave. Afortunadamente la traductora me daba confianza y tranquilidad, ya que ella fue quien me acompaño los días previos en las entrevistas con el jurado, y ya tenía una química muy especial con ella. Me sentía con alguien muy cercana.
¿Qué te pareció la pregunta que te hizo Bob Barker respecto de la campaña que había en Estados Unidos para castrar a los animales y así evitar su procreación?
En ese momento me acordé de una perrita salchicha que yo tenía. La pobre tenía embarazos sicológicos. Pobrecita, tenía muchas ansias de ser madre. Y quizás lo único que quería era eso. Por lo que lo único que se me ocurrió decir y que me salió del alma: “Oh, que pena”. Además que lo de él (el animador) más que una pregunta fue un comentario, a lo que yo sólo puede exclamar lo que sentía en ese momento.

¿Cómo te sentiste con el resto de las competencias?
Ya estaba entregada, tenía que hacer lo que sabía hacer.

Continúa...

PARTE 2

MISS UNIVERSO 85



El Top5 del MU85: Uruguay, España, Puerto Rico, Venezuela y Zaire


La elección del Miss Universo 1985 fue el día 15 de Julio en el Miami Convention Center. Ese año fue especialmente conmovedor para los chilenos, ya que desde 1978 que una representante de nuestro país no clasificaba entre las mujeres más hermosas del planeta.



Los resultados de ese año fueron:

Miss Universo: Deborah Carthy-Deu de Puerto Rico
Primera Finalista: Teresa Sánchez López de España
Segunda Finalista: Kayonga (Benita) Mureka Tete de Zaire
Tercera Finalista: Silvia Cristina Martínez Stapulionis de Venezuela
Cuarta Finalista: Andrea Beatriz López Silva de Uruguay


El Top10 esperando la entrevista

Semifinalistas
Brasil: Márcia Giagio Canavezes De Oliveira Laura
Canadá: Karen Elizabeth Tilley
Chile: Claudia Van Sint Jan Del Pedregal
Estados Unidos: Laura Elena Martínez-Herring
Irlanda: Olivia Marie Tracey




El Top10 en Traje de Baño

El premio para el mejor traje típico recayó en Sandra Eugenia Borda Caldas de Colombia

El título de Miss Amistad fue otorgado a Lucy Carbullido Montinola de Guam



grabaciones del antiguo segmento en Traje de Baño


Entre las candidatas de ese año se destacan:
Márcia Giagio Canavezes de Oliveira de Brasil quien fuera elegida Reina Internacional del Café 1985 y Miss Independencia 1986.

Miss Costa Rica: Rosibel Chacón Pereira fue elegida ese mismo año Reina Mundial del Banano.

Claudia utilizó dos trajes típicos, ambos de huasa tradicional

En tanto la holandesa Brigitte Bergman había sido elegida Miss Intercontinental 1983 y ganó el titulo de Miss Fotogénica en el concurso en Miami.
La uruguaya Andrea López Silva ganó meses más tarde el título de Reina Internacional de las Flores.

La venezolana Silvia Martínez había obtenido el título de Miss Sudamérica 1985 semanas antes de llegar a Miami.

Entre las curiosidades del concurso está que la sudafricana-alemana Andrea Steltzer no pudo participar en el concurso debido a que grupos anti apartheid de Miami no permitieron su participación. Andrea representó a Alemania 4 años más tarde en el Miss Universo, siendo una de las semifinalistas.



Claudia luciendo el traje de noche confecccionado por Rubén Campos






Fotos: · Archivo personal Alfonso Moreno Soto (Q.E.P.D.)· Ricardo Puelles· Sergio Hernández A.· Misses del Mundo.CL

Miss Chile Home Links Comentarios © Misses del Mundo.CL fue creado en Abril del 2000.
El primer portal dedicado a Misses Chilenas.








Foto de Claudia cuando salió Miss Chile y visitó el colegio.
Agregada a Facebook por Claudia al grupo "Ex Alumnas Inmaculada Concepción San Fernando"


COLEGIO INMACULADA CONCEPCIÓN DE SAN FERNANDO

---
FUENTE:
CHILEAN CHARM
ELECCIÓN MISS CHILE 1985

Por Ricardo Güiraldes



LA ELECCIÓN FINAL
"Huasa colchagüina es la hermosa Miss Chile 1985". "Huasita linda es Miss Chile"."Bella representante de la zona huasa ganó el Miss Chile". Estos fueron algunos de los titulares con que la prensa nacional recibió el triunfo de Claudia Van Sint Jan. La noche del 13 de Mayo, una bella estudiante de Ganadería, de 19 años, 1,78m de altura y ojos verdes se había alzado con la corona de Miss Chile 1985.

El programa de televisión había contado con todo el suspenso habitual en este tipo de competencias. Pero, como novedad ese año las 12 finalistas se habían disfrazado de heroínas de cuentos infantiles y también representado con distintos trajes típicos las regiones del país.




La competencia ese año había reunido un muy buen nivel de candidatas, no sólo por la belleza, pero también por el alto grado de preparación que les había ofrecido revista Paula, organizadores del concurso. Días antes a la elección, las 12 semifinalistas, todas vestidas con distintos diseños de color blanco y negro, habían sido presentadas oficialmente a la prensa en un cocktail en el Hotel Sheraton. Fue en esa fría mañana de Mayo que los reporteros gráficos eligieron a su favorita. El título recayó en Claudia Van Sint Jan, oriunda de Nancagua. al interior de San Fernando.
Antes de darse el resultado final, las concursantes desfilaron en trajes típicos por lo que la ganadora recibió la corona llevando el traje de Huasa de Salón. A pesar de que la elección de Claudia dejó contentos a los chilenos, otra candidata arrastró con muchos admiradores: Daniela Venturi, una sensual trigueña que finalmente ocupó el segundo lugar. Tercera resultó elegida Ximena Ruiz, representante de Santa Cruz y el título de "Miss Paula" recayó en uno de los rostros más lindos de la competencia, Paulina Arellano. Así terminaba el día 13 de Mayo: Chile tenía una un nueva reina.


Candidatas sudamericanas: Chile Venezuela y Uruguay serían Top 10


Las 10 mujeres más bellas de 1985 enfrentan el jurado. Entre ellas Miss Chile

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal