lunes, 29 de noviembre de 2010

Escuelas agrícolas de Lolol y Chimbarongo:

http://www.emol.com/
lunes 29 de noviembre de 2010

Estudiantes del valle de Colchagua preparan sus propios vinos en las horas de clases



Usan la producción para realizar regalos y también la comercializan en la zona. "Sangre Joven", "Las Garzas" y "Don Alberto" son las marcas.

Erika Leiva

RANCAGUA.- "Participamos en una muestra de escuelas técnicas agrícolas y ahí nos dimos cuenta de que podíamos producir vino. Entonces a los alumnos les picó el amor propio y nos lanzamos". Así explica Carlos Correa, coordinador del área técnica de la Escuela de Lolol (VI Región), cómo nació la idea de crear en el establecimiento el vino "Sangre Joven".




Con recursos propios, o con la ayuda de viñas de la zona, colegios del valle de Colchagua han comenzado a producir vinos como una forma de aprender sobre la técnica en la que muchos se desempeñarán al término de la educación secundaria.

En Lolol, a pesar de que no cuentan con una viña para cosechar la uva, los jóvenes producen cerca de 200 botellas al año, que luego se utilizan en actividades del establecimiento y en la ceremonia de graduación de los alumnos de cuarto medio, que las entregan a sus padres como símbolo de lo que han aprendido.

Patricio Gaete está en cuarto año medio en el Liceo de Lolol, y aunque reconoce que no le gustaría seguir estudiando una carrera relacionada con el área vitivinícola, cree que lo que ha aprendido le servirá mucho. "Ha sido bastante bueno participar de la creación de este vino, porque aprendemos haciéndolo. Yo quiero estudiar cocina, así que igual voy a ocupar todos estos conocimientos", indica Patricio.

"Ha sido muy bueno para los alumnos aprender haciendo vino, porque cuando salen de la escuela tienen la posibilidad de hacer sus prácticas en las viñas del sector, y la mayoría se queda trabajando en ellas", comenta Correa.

De hecho, son los propios ex alumnos de la Escuela de Lolol que ahora trabajan en las viñas quienes visitan dos veces al mes el establecimiento para entregar sus conocimientos y apoyar en la fabricación del mosto. Emilio Cofré y José Luis Reyes, quienes trabajan en las viñas Nelkihue y Santa Cruz, respectivamente, valoran lo que aprendieron en el liceo. "Cuando empezamos con la fabricación del vino me gustó el tema y seguí en el mismo rubro", explica Reyes, quien ahora se prepara para ingresar al Instituto del Vino de Santa Cruz. "Partimos consiguiéndonos corchos, botellas y uvas para la producción", comenta.

Ahora, la Escuela de Lolol cuenta con la colaboración de viñas del sector, que les prestan las máquinas y las barricas.

Un escenario totalmente distinto es el que viven los alumnos de la Escuela Agrícola Las Garzas, de Chimbarongo. Tienen un laboratorio para el análisis, 35 hectáreas de viñedo desde donde consiguen la uva, máquinas y barricas propias para la elaboración de dos variedades, un cabernet llamado "Escuela Agrícola Las Garzas" y un vino de misa llamado "Don Alberto".

La producción anual asciende a tres mil botellas de vinos, las cuales son comercializadas con las personas que llegan a adquirirlo al establecimiento. El vino de misa lo venden en las iglesias de la zona.

Rafael Olivos, encargado del viñedo, explica que la producción de los vinos comenzó en 2006 para aprovechar la uva que producían los mismos alumnos. "Se recibieron donaciones y el establecimiento invirtió para adquirir barricas y maquinarias para la elaboración del vino", dijo Olivos. Los alumnos, aparte de la producción, se deben encargar de etiquetar las botellas y envasar el vino.
_______



PROCESO.- La producción incluye envasar el vino y el etiquetado de las botellas. En Lolol, los escolares producen unas 200 botellas durante la temporada.
Foto:PABLO MARDONES


PRÁCTICA.- Carlos Correa, coordinador del área técnica de la Escuela Agrícola de Lolol, enseña en terreno a los alumnos desde técnicas de cultivo hasta la cosecha de la uva. Empresas vitivinícolas de la zona colaboran con el plantel educacional.



TÉCNICA.- Rafael Olivos, encargado del viñedo de la Escuela Las Garzas, de Chimbarongo, trabaja con los estudiantes en el laboratorio de análisis para determinar la calidad del mosto.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal