miércoles, 2 de febrero de 2011

Baja de turistas en Pichilemu: Locatarios acusan problema de confianza

El Rancagüino Online
Febrero 2, 2011
por alejandra sepulveda

Sus tradicionales “cabritas” prometen un gran paseo junto al mar. “Pichilemu está mas lindo que nunca” dicen Carlos Bozo, presidente del Sindicato de Pescadores del Balneario.
Por: Tania Arce Saavedra


Fotos: Marco Lara / Gentileza Esteban Araneda.

Comienzan las altas temperaturas y todos piensan en planificar sus vacaciones. La playa, el Sur de Chile, el Norte y el extranjero. Todos destinos posibles para disfrutar del sol, el mar, el campo o la cordillera. Los empresarios turísticos comienzan a preparase y las ofertas de alojamiento, alimentación y diversión copan las páginas de diarios y revistas. El verano ha llegado y hay que arrancar del calor.
Enny Haresman es una pequeña empresaria turística de Pichilemu. Con mucho sacrificio ha construido cabañas y departamentos en su propiedad, y cada año va creciendo de acuerdo a sus posibilidades, y dependiendo de lo que le quedó de utilidad la temporada anterior. Pero el pasado 2010 no hizo grandes inversiones. Solo se limitó a pintar las cabañas, cambiar cortinas, y mejorar el servicio de su hospedaje. “No podía correr riesgos. Se preveía una temporada complicada y creo que no me equivoqué” dice.
Hoy, cuando comienza el mes que por lo general más divisas trae a los empresarios turísticos, las cuentas no son del todo alegres. “No ha habido mucha gente. Era de esperar, pero nunca tanto. Las personas tienen miedo, y aquí la culpa la tienen todos esos alarmistas que dicen cosas de Pichilemu. Solo Dios sabe cuando esas cosas van a suceder, y lo mas lamentable es que nosotros estamos pagando las consecuencias” afirma Haresman. Ella junto a un grupo de personas ofrece alojamiento en el terminal de Buses de Pichilemu, y han visto personalmente la baja en la afluencia de público este verano. Cuentan que la gente solo llega en masa los fines de semana.
Pichilemu es el principal balneario de la región. Sus atractivos son variados, y por lo mismo su público diverso. Aquí convergen los amantes del surf, el windsurf, el Kite-surf y todo lo que el viento y las olas traen consigo. También están las cabalgatas por la playa, los paseos en cabritas, y para que decir el Tour por el otrora primer casino de Chile.
En los últimos años Pichilemu se había convertido en un balneario pujante, donde cada año, los emprendedores aprovechaban sus virtudes para fundar una nueva empresa o cumplir algún anhelado sueño. “Los veranos son para sacar cuentas alegres”—dicen en Pichilemu, y durante esta época, todos se ponen “manos a la obra” como una forma de aprovechar la temporada.
Pero este 2011 no se puede decir lo mismo. Todos coinciden en que la gente se ahuyentó, debido a lo alarmante que ha sido este año lleno de temblores.
Olga Valenzuela es dueña de Residencial Antumalan y de Cabañas Lircanray. Olga dice que este año, particularmente ha estado bastante mas malo que los anteriores, pero espera que en febrero todo se arregle. “Lo malo es que todos dicen que debemos bajar los precios, y eso no es posible. Estamos manteniendo la misma tarifa del año anterior y si bajamos, no podríamos mantener la calidad del servicio” señala esta empresaria.

Elvis Muñoz:
“Acá hay un serio problema de mentalidad”
“Acá quienes están asustados son los turistas nacionales. Los extranjeros han seguido viniendo con plena normalidad a Pichilemu, y ahora les atrae más que nunca. Eso pasa por las malas campañas comunicacionales de algunos medios masivos”. Así de categórica es la opinión de Elvis Muñoz, profesor de surf, y dueño de la Escuela Manzana 54. Ubicado en el sector de La Puntilla, “el Elvis” como todos le llaman, arrienda equipos y tablas. Además de recibir y dar clases a los extranjeros que llegan a la zona atraídos por las afamadas olas. Muñoz asegura que “acá hay un serio problema de mentalidad, pues quienes vienen desde otros países saben lo que deben hacer en caso de un sismo de magnitud, y que si todo se hace en el momento oportuno, nada debiera suceder”.
La baja de turistas en Pichilemu es evidente. Por lo mismo las autoridades están muy preocupadas. Es por eso que el alcalde de esa comuna cardenalina Roberto Córdova, ha querido hacer un llamado especial a quienes aún no han decidido adonde pasar sus vacaciones. El edil insiste en que el balneario está plenamente reconstruido, y que los empresarios turísticos de la zona han hecho esfuerzos enormes por tener todo a disposición de los visitantes, y con el mejor servicio.
Córdova invitó a todos a disfrutar de los “encantos de Pichilemu”. Argumentó en que la Capital de Cardenal Caro además es una ciudad muy segura. “Nosotros somos la mejor alternativa para la familia. A través de los planes Estrella y Arenas Doradas, contamos con un alto número de efectivos para velar porque las vacaciones de nuestros visitantes sean las mejores” aseguró el jefe comunal.
En Pichilemu todo está dado para que sean muchos quienes elijan sus playas para estas vacaciones. La capacidad hotelera plenamente preparada y la gastronomía “mejor que nunca” dicen por ahí. Además ya se viene la Semana Pichilemina, lo que significa que habrá variados panoramas culturales y recreacionales en la “Ciudad de las Olas”.

Carlos Bozo:
“Pichilemu está más lindo que nunca”

Si hay quienes más sufrieron con el terremoto de febrero, fueron los pescadores. Ellos perdieron botes, infraestructura, y todo lo que por años habían ganado con gran trabajo y sacrificio. Pero hoy, ya han recuperado prácticamente todo. Fueron 63 millones de pesos los que se necesitaron para que estos hombres de mar pudieran contar nuevamente con la caleta de pescadores, el restaurante y la fábrica de productos precocidos. De ese dinero, tres millones fueron aportados por los propios pescadores, y los 60 restantes por la Dirección de Obras Portuarias del MOP. Carlos Bozo, presidente del Sindicato de Pescadores de la Capital de Cardenal Caro, dice estar preocupado por la baja de turistas durante esta temporada estival. Coincide con Elvis Muñoz, en el sentido de que son los visitantes chilenos los más reacios a acudir al balneario. “Hemos visto como los argentinos y europeos han llegado en masa. Al igual y hasta más que en años anteriores” señala Bozo. Dice que la gente no debe temer a los temblores, porque los hay en todas partes. “Si llegara a suceder un evento de magnitud hay todo un plan de contingencia” advierte el dirigente.
Hoy, tanto el restaurante, como la caleta, lucen como si nada hubiese pasado. Se recuperó la infraestructura, los ventanales, la pintura. Todo está preparado para recibir al visitante. Ese mismo que se ha puesto algo esquivo, pero que nada debe temer. Pues como dice Carlos Bozo, “Pichilemu está más lindo que nunca”.

Un lugar para no olvidar

En el Hotel Quintero han recibido durante toda la temporada baja adultos mayores del programa Vacaciones Tercera Edad de Sernatur. Patricia Quinteros, su dueña, siempre está preocupada de invertir para mejorar el servicio. Hoy, mas que nunca espera que la gente entienda que Pichilemu es un gran lugar para veranear. Y como en los mejores años del siglo pasado, esta ciudad que algún día soñara Agustín Ross, hoy recibe al veraneante con ese aire de pueblo antiguo y señorial, que viera por años pasar a miles de visitantes que elegían a Pichilemu como el mejor lugar para vivir momentos inolvidables.
---

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal