jueves, 5 de mayo de 2011

Publicación aborda obra del escritor chileno Luis Oyarzún

http://noticias.universia.cl/
27/04/2011

Noticia : "Escritura de alta tensión"



Una voz irreverente y sesuda, capaz de analizar el alma de los chilenos, a través de escenas de la vida cotidiana como un partido de fútbol o un hombre que empuja un carro en la calle, es lo que llamó la atención del profesor de Letras UC, Roberto Hozven, quien hace un notable análisis de la obra de este intelectual.


Luis Oyarzún Peña

Luis Oyarzún, 1920-1972

Nacido en 1920 en Santa Cruz, Sexta Región, Luis Oyarzún Peña fue un connotado escritor y académico chileno, perteneciente a la llamada “Generación de 1938”. Realizó sus estudios secundarios en el Internado Barros Arana, donde entabló amistad con el antipoeta Nicanor Parra y el filósofo Jorge Millas, quienes jugaron un papel importante en el desarrollo de su vocación literaria. Estudió Filosofía y Derecho en forma simultánea en la Universidad de Chile y luego, Estética e Historia del Arte en la Universidad de Londres. Fue profesor, presidente de la Sociedad de Escritores y decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile; miembro de número de la Academia Chilena de la Lengua, agregado cultural ante las Naciones Unidas entre 1969 y 1971. En la última etapa de su vida se radicó en Valdivia, donde se desempeñó como director de Extensión y profesor de la Universidad Austral de Chile entre 1971 y 1972, año en que murió.

Fue el esplendor estético de su prosa y el brío de su reflexión, a la vez irreverente y sesuda, lo que impresionó al profesor de Letras de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Roberto Hozven. Después de más de una década de estudio de su obra, interés que comenzó en el marco de un proyecto Fondecyt sobre ensayistas chilenos, emprendió la tarea de analizar su obra en el libro que tituló “Escritura de alta tensión”.

Como escritor, Oyarzún cultivó distintos géneros literarios: relato, poesía, ensayo, diario y crónica. Sus libros de poesía “Las murallas del sueño” (1940) y “Mediodía” (1958) le valieron, respectivamente, el Premio de la Sociedad de Escritores y el Premio Municipal de Poesía de 1958. Sus dos libros de relatos, “La infancia” y “Días ocultos”, se abocaron a la descripción de la infancia y poseen rasgos autobiográficos. También está su ensayo “Defensa de la tierra” (1973), su crónica de viaje “Diario de Oriente” (1960) y su “Diario íntimo”, escrito entre los años 1949 y 1972. Todos ellos revelan su gran capacidad de observación, aguda sensibilidad y notable erudición. Su obra más emblemática es “Temas de la cultura chilena” (1967), en donde hace un replanteamiento de la identidad nacional, revisa la evolución poética de Gabriela Mistral, examina la relación entre creación poética e historia de un autor, y ahonda en el enigma del alma latinoamericana, entre otros tópicos.

Por sobre todo, este intelectual trató de entender quiénes somos explorando nuestras experiencias: un partido de fútbol, una exposición de pintura, un hombre que empuja un carrito o la crítica de una novela. “Los ensayos de Luis Oyarzún se me impusieron como instantáneas logradas de lo mejor nuestro”, afirma Hozven, y agrega: “Se me reveló como un maestro en este arte de nombrar los nudos colectivos de nuestra intimidad revelándola como unidad amasada de contradicciones”.

Los 59 capítulos breves que conforman Escritura de Alta Tensión pueden agruparse en ocho temáticas: biografía intelectual, temas chilenos, búsqueda de la palabra justa, análisis poéticos y sociales, titanismo y ‘superyó’, mesianismo y enunciación, entre el mal y el bien, y la obra de Luis Oyarzún ante la crítica.

Edición: Universia / RR
Fuente: Pontificia Universidad Católica de Chile
---

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal