lunes, 18 de mayo de 2009

Poeta minero Nelson Carrizo, El artesano de las Letras


18 Mayo 2009

Un trabajador minero que todos los días entra a la oscuridad de los túneles de la mina subterránea más grande del mundo, da a conocer su obra. Aquella que pocas veces es reconocida.
¡El Rancahuaso está con los poetas locales!

Escrito por Ernestina Pinto





Nació un 26 de septiembre de 1958, en la población José María Caro de Santiago. Casado, hijos y nietos, con raíces profundas en la VI Región. "Escribe sin temor al que dirán, escribe para dejar un rastro, una huella de su paso por esta vida, por último, para dejar una herencia donde lo puedan encontrar. Es un fotógrafo literario de cada momento que vive, artesano de las letras, principiante de poeta, aprendiz de la vida, que lleva 50 años en este caminar". Así se describe este rancaguino,tenientino, de andar y conversación lenta,de ojos oscuros y penetrantes.

Tragedia del Humo

Tragedia del Humo
Un 19 de Junio de 1945
una fragua en donde el fuego sería la amalgama de los metales...
serviría para hacer un infierno subterráneo...
y que un tambor de petróleo sería el cómplice del infortunio;
ese fuego que da vida,
se transformaba en un humo negro,
como la misma oscuridad,
como la misma muerte...
la falta de agua para calmar el infierno,
y sin salida de emergencia,
fueron cruel sentencia.
El fuego y el humo crecíanY voraces lenguas todo consumían,
madera, huaipe, aceites...
Eran las 7.30 de la mañana
Y el infierno estaba en toda sus Dimensiones presente...
Cobrando vidas inocentes,
mecánicos, electricistas, mineros,jefes...
ni las máquinas de este infierno se salvaron;
la maestranza ardía en llamas,
la energía estaba cortada
y el humo por el pique uno regresaba,
siendo la esencia de la muerte monóxido de carbono,
gas y humo que llegaba a los ascensores y chimeneas,
el viento empujaba la sentencia de muerte al interior de la mina,
avanzaba a teniente 3 y 5,
tal parece que todo jugaba a favor del infierno,
pues el humo con los ventiladores detenidos,
avanzaba lentamente cobrando vidas,
pues no tenía nada que acelerara su salida .
Seres humanos que se desgarraban...
Por conseguir una gota de aire,
aferrándose a llaves,
a un pañuelo, a sus manos apretadas contra sus narices y bocas,
pero de nada servía.
Caían a borbotones envueltos en humo,
otros perecían en la desesperación,
aplastados, colgando de escaleras,
había que huir de la muerte negra,
había que huir... huir...
sin saber a dónde ir...
pues el infierno estaba ahí...
huir... huir...para no morir...
355 murieron;
jornaleros, enmaderadores, mecánicos,electricistas,
buzoneros, jefes, tarjadorcarro, carpinteros, muestreros,
escribientes...
para la muerte no había distinción,
sus garras negras avanzaban aumentando el dolor,
355 almas que se reúnen rumbo al cementerio,
que se multiplicaron en miles de lágrimas y pañuelos...
en miles de corazones desgarrados,
por la pérdida de un esposo,
padre ,amigo, hijo, compañero...
Sewell entera se vistió de negro,
ahora es un mero recuerdo
y Sewell ahora está en silencio;
pero el infierno no se ha ido está ahí adentro,
esperando su momento.

Este trabajador minero de El Teniente, ha autoeditado ocho libros:

-Poemas para un hijo que nacerá
-Corazón minero
-Sentimientos en 180ª
-Minero al 100%
-De la oscuridad a la luz
-Recuerdo de una larga noche
-Sewell
-Un canto al amor.

Una poesía nuestra,forma nuestra identidad regional y comunal, combinación campesina y minería, apoyemos lo nuestro. A través de su lenguaje simple nos hace sentir el sudor del trabajo del minero, el amor de la familia, de sus "ganchos",directamente extraído de su alma "in situ".

De su último libro "50 Años", donde reúne sus mejores poemas:

MINERO SIETE POR SIETE

Partir a la diaria jornada de trabajo
rumbo a la mina
son cientos de kilómetros los
que los separa del trabajo, del hogar
siete por siete a trabajar
una semana de solo laborar
y siete días para descansar
así se pasa la vida
de ausencias en el hogar
donde a veces las fechas claves
se tiene que trabajar
apretar el corazòn y no pensar,
ya llegaron esos siete días para
estar en el hogar.
Son como aves que emigran
tras el sustento
de otras ciudades
para vivir en pensiones o campamentos
allá está la mina lejos de su vuelo,
cientos de kilómetros en un
ir y venir
toda una vida así
duro es ser minero contratista
pues no tienes seguro la pega
menos la vida
tampoco si alzas el vuelo cada siete días.

>>LINKS

Su poesía la pueden ver en los siguientes blogs.
http://artesanodeletras.blogspot.com/
http://poetaminero.blogspot.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal