sábado, 15 de agosto de 2009

Paisajismo: Recuperación con Historia

El Mercurio
VIVIENDA Y DECORACIÓN
Sábado 3 de Diciembre de 2005

Con un trabajo planificado para desarrollarse en tres años, la paisajista Angélica Ariztía propuso a los nuevos dueños del fundo San Manuel en Melipilla, recuperar el parque mediante una remodelación respetuosa que permitiera conservar la estructura original.
Texto, Macarena Calvo Tagle, paisajista / Fotografías, Homero Monsalves

Ubicado en un sector cercano a Melipilla, está el fundo San Manuel, que alguna vez fue famoso por sus quesos. Su historia es larga y se remonta al año 1880, cuando era la hacienda San Manuel, con escuela, estadio, consultorio, capilla, teatro, entre otras instalaciones, y ocupaba gran parte del valle.

Del parque existe un proyecto firmado en el año 1926 por el distinguido arquitecto y paisajista francés George Dubois, quien residió en Chile entre 1886 y 1954, autor también del Parque Forestal y de los jardines del ex Congreso Nacional.


1- Al fondo se ve la plantación de frambuesas. Se creó un sendero de ladrillo para circular y también dar una correcta mantención a las hierbas.
Foto:Homero Monsalves
2- La floración de plantas de bulbos otorga un carácter muy campestre a ciertos rincones del parque.
Foto:Homero Monsalves

Con los años, el diseño original del parque de la hacienda se fue desfigurando. Quedaron sólo las grandes avenidas de plátanos orientales en el acceso y algunos árboles que fueron capaces de resistir largos períodos sin mantención.

El fundo, después de haber estado en manos de una misma familia por varias generaciones, tuvo diversos propietarios, hasta que en el año 2000 fue adquirido por descendientes de la familia original. Como primer desafío, sus jóvenes dueños se plantearon recuperar el parque.

Para reconstruirlo contactaron a la paisajista Angélica Ariztía, cuyo planteamiento era conservar la estructura mediante un diseño actual, y propuso un plan de trabajo a desarrollar en tres años.


3- En algunas partes los nuevos recorridos se han bordeado con boj, igual como en los jardines europeos.
Foto:Homero Monsalves
4- Los patos de la laguna salen a caminar por los alrededores del parque, creando un ambiente muy vinculado a la naturaleza. Las trancas de madera limitan los potrerillos para los caballos corraleros.
Foto:Homero Monsalves


El primero, la profesional se dedicó a limpiar, eliminando todo lo seco; trasplantó unos cedros del Líbano de unos 8 a 10 metros de altura, dos añosos crespones, que fueron ubicados en la entrada de la casa y varios robles americanos adultos. Posteriormente, rebasó el canal que pasa por el parque, inundándolo después de un largo período sin más riego que la lluvia. Asimismo, con el propósito de reproducir las plantas que se usarían en el diseño, la paisajista implementó un vivero, el cual, gracias a la labor de la dueña de casa, dio magníficos resultados. Allí se producen boj, lavandas, hortensias, rosas iceberg, copos de nieve y bulbos en general.

Durante el segundo año, Angélica Ariztía desarrolló el nuevo trazado de acuerdo al diseño propuesto y comenzó a plantar, estableciendo sectores para caminar, zonas para hacer deporte y rincones de oración, entre otros. Se establecieron amplias áreas de césped, pensando en dar al parque un carácter más de jardín para el juego de los niños.

En la entrada puso rosas de las más diversas variedades y tipos, y generó caminos de tal manera que al recorrerlos se pudieran apreciar los centenarios árboles existentes, entre los que destacan palmas chilenas, Magnolios soulangeana rosados y Magnolios grandiflora, además de araucarias australianas, entre otros. Para las rosas trepadoras construyó arcos que al distribuirse en distintos puntos, dan atractivo y color al recorrido.

El área de la piscina también se remodeló completamente, adquiriendo un carácter más actual. Al costado se construyó una pérgola que se usa para tomar el té en las tardes de verano. En un lugar contiguo destaca una zona asilvestrada en la que sobresalen bambúes, malus y olmos. Para dar mayor independencia a ese lugar, un borde de laureles de flor hace de biombo y separa del resto del parque.

Basándose en un estudio de forma y color, la profesional estableció un sector de coníferas que tienen como telón de fondo unos castaños de la India rosados. Junto a esta zona se plantaron especies exóticas como guayabo y chirimoyo, que se dan muy bien gracias al clima con influencia costera del lugar.

El último año, y tal como estaba planeado, se ejecutó el jardín silvestre, y allí se construyó una gruta para la Virgen aprovechando el tronco seco de una conífera. En esta zona hay una amplia variedad de colores cálidos que dan los cosmos, aquilegias, digitalis y vitadinias. Lirios, peonías, manzanillones, agapantos y hemerocalis aportan otros tonos y enriquecen el jardín.

En una zona cercana a la cocina de la casa, la paisajista rescató un patio para el cultivo de hierbas y hortalizas, inspirándose en la presencia de unos naranjos originales que se preocupó de recuperar. Entre las hierbas, debidamente clasificadas con letreros de madera, hay romero, perejil, cilantro, ciboulette, estragón, y un sinnúmero de especies, a las que se suman variedades de berries y cítricos, además de plantas ornamentales como achiras y buganvilias.

Todos los sectores del parque están unidos entre sí y convergen a una laguna artificial construida hace unos 10 años, que se ha conservado de modo bastante natural con una mínima intervención. En ella abundan patos y cisnes de cuello negro. En el borde destacan unos magníficos y añosos ejemplares de Ciprés de la Guaitecas, especie poco habitual en la zona.

Probablemente el trabajo iniciado por Angélica en estrecha colaboración con la dueña de casa, sea un ejemplo y a la vez un incentivo para rescatar otros hermosos parques de Chile.

FICHA

Paisajista: Angélica Ariztía
Superficie jardín: 22 há
Ubicación: San Manuel, Melipilla
Año de construcción (remodelación) : 2000

Especies predominantes: Árboles: ciprés de las Guaitecas, Araucaria Bidwilii, crespón, cedro del Líbano, Quercus ilex, olmo, quillay, peumo, boldo, ciprés macrocarpa, gingko biloba, palma chilena, castaño de la India rosado, Magnolio soulangena y grandiflora.

Arbustos y flores: granado de fruta, helechos, rosas diversas, hortensias, agapanto celeste, peonías, jazmín, flor de la pluma, hemerocalis, manzanillones, cárex, vitadinia valeriana, clemátide, crisantemos enanos, digitallis, lirio, hipericum, calas, coronas del poeta, lilas, copo de nieve.
---


El Mercurio Online
Miércoles 26 de Agosto de 2009

MAGAZINE
Arquitecto que renovó jardines de Versalles imagina una nueva Quinta Normal
El francés Pierre-André Lablaude asesorará al Minvu en la renovación del tradicional parque santiaguino, recuperando su valor original.

SANTIAGO.- Si pensamos en una lista de apenas unos cuantos jardines realmente famosos en el mundo, sin dudas que los prados del Palacio de Versalles, en Francia, van a estar ahí. Para muchos son sinónimo de belleza paisajística y de un estilo señorial insigne.

En nuestra Quinta Normal, en cambio, no ha vivido rey alguno, pero algo en común podría tener próximamente con el palacio francés.

Ello porque el mismo arquitecto que estuvo a cargo de la restauración de los jardines de Versalles participará en la renovación de los prados del céntrico parque capitalino, recuperando su estilo original y su valor histórico.

Se trata de Pierre-André Lablaude considerado un experto mundial en temas patrimoniales, y quien la próxima semana llega a Chile para ver en terreno el parque y para participar de debates sobre patrimonio y espacios públicos.

El especialista viene a exponer sus trabajos que buscan demostrar que los espacios públicos y patrimoniales pueden ser rescatados. En ese sentido, anota como principal actividad una charla gratuita y abierta al público el próximo 2 de septiembre, en el Museo de Atte Contemporáneo de Quinta Normal, bajo el título "Recuperación de Jardines, Parques y Edificios Históricos en Francia".

La aplicación de algunas ideas de Lablaude en el contexto chileno se enmarcarían dentro de las iniciativas Bicentenario para recuperar el patrimonio arquitectónico local.

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal