viernes, 15 de octubre de 2010

El esperado renacer desde las profundidades del Yacimiento San José

DIARIO VI REGIÓN
Miércoles, 13 de Octubre de 2010 17:25

Mineros ya están en la superficie y la alegría es absoluta
En Rancagua y Marchigüe familiares y comunidad celebró rescate de Samuel Avalos y Daniel Herrera.





Entre aplausos, llantos, cánticos y cuecas, Chile entero festejó pasada la medianoche del martes la llegada a la superficie del primer minero atrapado bajo el yacimiento San José.
La alegría era total y absoluta. La presencia de Florencio Avalos Silva ya en la superficie abrazándose con sus más cercanos y con las autoridades presentes, encabezadas por el Presidente de la República Sebastián Piñera, quedará sin lugar a dudas plasmada en cada uno de los habitantes de esta nación.

Fueron largos 70 días los que hubo que esperar para que finalmente la salida de los mineros comenzara a ser una feliz realidad. No hubo ciudad, pueblo o localidad en Chile donde no se festejara. Dos de estos valientes hombres son hijos de esta noble tierra que es la Región de O'Higgins. En Rancagua y Marchigüe la alegría era naturalmente mayor. Los familiares de los mineros Samuel Avalos y Daniel Herrera se reunieron en sus respectivos hogares para esperar ansiosos y algo nerviosos el inicio del esperado rescate.

"Estoy feliz y muy agradecida de Dios y las autoridades de gobierno porque el sueño de salir a la superficie comenzó a hacerse realidad", dijo al Diario VI Región Carla, la hermana mayor de Daniel Herrera. Previo a este acontecimiento mundial tanto, la joven como algunos de los integrantes de la familia de Samuel Avalos, fueron visitados por el Intendente de la Región de O'Higgins, Rodrigo Pérez Mackenna.

En Marchigüe, los tíos de Daniel esperaron el desarrollo del rescate acompañados de periodistas y corresponsales de los diferentes canales de televisión. La cueca fue la gran protagonista de esta fiesta que se extendió hasta que el minero de 26 años salió a la superficie faltando minutos para las 13 horas de hoy (miércoles). Abrazos y una alegría incontenible fue la vivida en la casa de Herrera en la zona costera de la provincia de Cardenal Caro, y en la residencia de su hermana Carla en Rancagua. "Fueron 45 minutos muy estresantes, pero lo importante es que Daniel ya está con nosotros", argumentó la joven.

Pero la alegría también era desbordante en la vivienda de los Avalos en la capital regional. Pasadas las 17 horas el minero salió a la superficie sin ningún contratiempo y se reunió con los más cercanos./ (R.S.H.C.).

---

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal