sábado, 2 de octubre de 2010

Museo de Colchagua reabre hoy sus puertas

http://www.emol.com/
Fecha: 2 de octubre de 2010





Aumentó en un 30% su capacidad de exhibición. Además se recuperó la valiosa colección precolombina, seriamente dañada tras el terremoto.

Maureen Lennon Zaninovic Desde Santa Cruz
"El terremoto para nosotros fue una oportunidad para resurgir de las cenizas", cuenta el empresario Carlos Cardoen desde Santa Cruz, en un recorrido por las dependencias restauradas del Museo de Colchagua.


Espacios más luminosos. Las vitrinas se remodelaron, se cambió la gráfica y se incluyeron nuevas piezas en la colección precolombina, uno de los acervos imperdibles del museo.


Megatherium Americanum es una de las atracciones de la sala de paleontología

Fue él mismo quien, a través de una fundación homónima, ideó y creó este museo en 1995; un inmueble que actualmente cuenta con poco más de 3.500 metros cuadrados construidos y que hoy (al mediodía) reabrirá sus puertas, tras un rápido trabajo de restauración posterremoto.

Un acontecimiento que, desde el punto de vista cultural, será bastante significativo, no sólo para Santa Cruz. ¿La razón? Repleto de fósiles, insectos milenarios, artesanía prehispánica, arte litúrgico, documentos de los padres de la Patria, coches antiguos y armas, el Museo de Colchagua está catalogado como uno de los recintos privados más importantes del país y de Latinoamérica.


La mayoría de las piezas prehispánicas pertenecen a colecciones particulares.



Cardoen agrega orgulloso que en un tiempo récord (seis meses) lograron sacar adelante las labores de reconstrucción, que implicaron una inversión de US$ 4 millones. "Acá no despedí a nadie. Apenas se produjo el sismo, junté a todos los trabajadores y nos pusimos (incluido yo) con escobas y trapos a limpiar los escombros. Todos nos transformamos en obreros".


Cruz que perteneció al rey español Felipe II, con filigranas de oro.

Desde su creación, el museo funcionó en un inmueble colonial de más de 200 años. Pero con el correr del tiempo la colección fue creciendo (hoy son más de siete mil piezas) y, junto con ello, la infraestructura fue sumando ampliaciones más modernas. Tras el terremoto, el ala antigua quedó prácticamente en el suelo.

"Por eso se tomó la decisión de demoler el área colonial y levantar ahí un espacio nuevo con una sólida estructura de acero que, a la vez, respetara la arquitectura original. También reforzamos la seguridad de las colecciones (con una mejor adherencia a sus soportes), ampliamos algunas salas, creamos otras y se renovó completamente la gráfica, generando espacios más agradables para el público y de mejor accesibilidad. Crecimos en un 30 por ciento, es decir, ahora contamos con 900 metros cuadrados más de exhibición", complementa Marcelo Santander, director del Museo de Colchagua.

Explica que hasta antes del terremoto contaban con 100 mil visitas anuales. "Una cifra bastante importante para nosotros, tomando en cuenta nuestra ubicación geográfica. En su mayoría nos visitan estudiantes, por eso el cierre fue complicado para ellos".

Uno de los mayores desafíos de las labores de restauración fue el sector precolombino. Tras el sismo, muchísimas piezas sufrieron trizaduras de diversa envergadura. De inmediato se contrató a un equipo multidisciplinario, para que cerca de cien valiosas cerámicas de las culturas Nasca, Chancay, Inca y Arica, entre otras, fueran recuperadas. "Salvamos casi todo este patrimonio. ¡Parece increíble! Con pigmentos especiales, los restauradores fueron uniendo las quebraduras", puntualiza Cardoen.

Invitados
El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke asistirá a la reinauguración del Museo de Colchagua, y en su discurso resaltará las labores de restauración. Él formará parte de los más de mil invitados a esta ceremonia
---

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal