martes, 11 de enero de 2011

Lolol: A casi un año del terremoto, aún está en el suelo

Enero 10, 2011 por alejandra sepulveda

La mayor destrucción en Lolol, afectó al patrimonio histórico y arquitectónico de la zona.

Texto y fotos: Tania Arce Saavedra

Ya es sabido que la madrugada del 27 de febrero pasará a la historia por el gran terremoto vivido en la zona centro sur de Chile. Durante los días posteriores a esa tragedia, era impactante recorrer las comunas afectadas, las que en su mayoría estaban literalmente en el suelo. Lolol, no era la excepción.

Han pasado casi 11 meses y la realidad no ha cambiado mucho. Esa hermosa comuna de Colchagua, adornada de viejas casas de largos corredores y calles de adoquines, hoy ve lejana la reconstrucción. Las autoridades aseguran que existe todo un plan para la recuperación de su Casco Histórico, el Centro Cultural, y la Iglesia del pueblo. Pero las imágenes dicen lo contrario. En Lolol pareciera que el terremoto fue ayer.

Marco Marín dice ser un alcalde luchador y que da la pelea. También asegura que departe de “algunas” autoridades existe una gran voluntad, “pero que no son las dueñas de los recursos”

El alcalde de Lolol, dice estar dando una batalla demasiado dura. Se ha gastado el 30 por ciento del presupuesto de un año, sólo en la emergencia, y asegura que los recursos cada vez son más escasos. Cuenta que cada vez que necesita salir de la comuna, trata de hacerlo en bus, para optimizar los recursos, y a la vez no utilizar personal innecesariamente, como lo son , por ejemplo: los choferes. Dice que se considera un alcalde en terreno, y que este episodio vivido por la comuna, “está a años luz de ver soluciones definitivas”.

En Lolol hay 900 familias en viviendas de emergencia. El alcalde Marín también concuerda con otros ediles, respecto a la solución de las viviendas industrializadas. “Yo no soy partidario de ellas- dice- y creo que las personas merecen otro tipo de solución”. El edil, contó a El Rancagüino, que en 2009 la municipalidad se gastó 5 millones de pesos en emergencias menores. “En 2010, gastamos 300 millones del presupuesto anual de la comuna, y aún no hemos recuperado nada”.


El alcalde de Lolol, dice estar dando una batalla demasiado dura. Se ha gastado el 30 por ciento del presupuesto de un año, sólo en la emergencia, y que los recursos cada vez son más escasos.

Solidaridad y liderazgos pos terremoto:

Pero el terremoto sirvió para ver quien realmente tiene compromiso con la comunidad a la hora de las tragedias. Marco Marín, valora este hecho, en el sentido de que a propósito del mismo, se pudo ver el alma solidaria de los líderes de las distintas localidades. “Aquí ha habido esfuerzos de muchas personas. Le pongo por ejemplo a los profesores: ellos hacen patria en las pequeñas localidades, y el terremoto no fue la excepción para observar su liderazgo. Ellos, junto a muchas otras personas de la comuna, aunaron sus voluntades y han sido muy importantes a la hora de mantener unidas a las comunidades tras esta tragedia” relató Marín.

El jefe comunal también destacó la labor ejercida por la Fuerza Aérea de Chile, institución que apadrinó a esa comuna, y que durante los meses posteriores al gran sismo, ha realizado una labor de magnitud. “Ellos hicieron un gran trabajo. La comunidad no les conocía y ahora podemos decir que fueron un gran aporte”.

Recuadro

Pueblo típico

Pero Lolol sigue en el suelo. Antes del 27 de febrero, la comuna era un gran polo de atracción turística, y entre los lugares de mayor interés para los turistas, destacaba el Museo de la Artesanía, de la Fundación Cardoen. Este lugar se había convertido en visita obligada para quienes pasaban por la cabecera comunal, y sus hermosas instalaciones recibían cada año, a miles de visitantes, entre los que se contaban delegaciones de estudiantes, adultos mayores y extranjeros. Sus administradores cuentan que este año, las visitas han sido mínimas, y solo un colegio pasó por sus dependencias durante la época en que se realizan las tradicionales “giras de estudio”. Es que el turismo, y calidad de “pueblo típico” ganada por Lolol ha sido su mayor pérdida.

Actualmente se encuentra en estudio, un proyecto, que pretende a través de la Agencia de Cooperación Española, restaurar la casa ciudadana. También está el proyecto de la Universidad de Santiago, y la recuperación del Casco Histórico de la comuna. Para eso, a través de una consultora se está realizando todo un levantamiento urbano, que permita recuperar esa calidad de “zona típica” ganada por Lolol.

Actualmente la comuna de “los artistas” está en proceso de franca recuperación. Desde el Ministerio de Vivienda, aseguran que en términos de restauración de patrimonio, es prioridad nacional. Junto a otras comunas como Chépica y Nancagua, recibirán importantes aportes, esto con el fin de no perder de vista que estas hermosas tierras colchagüinas, deben ver nuevamente, no sólo pasar al visitante, sino quedarse y conocer el verdadero patrimonio histórico y cultural del Chile de antaño.

Marco Marín seguirá siendo, como el mismo se denomina: “un alcalde atípico”. Que sale en bus, y que con sus propias manos remueve escombros y trabaja codo a codo con su comunidad. Mientras tanto Lolol seguirá siendo ese pueblo de viejas calles, con “hombres de a caballo”, de pan amasado a la hora del té, y de gente que es feliz de vivir en la detención de la “máquina del tiempo”. Donde el calendario simplemente se quedó para no avanzar. Porque ese es justamente su mayor capital.
---

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal