domingo, 10 de julio de 2011

Pasos y trotes que unen a Chile y Perú

www.emol.com
Fecha: 10 de julio de 2011

Inédita publicación:

Se trata del volumen "Nuestros Caballos. Cabalgando juntos a través de la historia" que repasa las diferencias, tradiciones y similitudes en torno a los equinos de ambos países sudamericanos.

Maureen Lennon Zaninovic
Latinoamérica es un continente de riquezas naturales, pero también de marcadas diferencias culturales y políticas. Por eso resulta un valioso aporte a la unidad el lanzamiento de "Nuestros Caballos. Cabalgando juntos a través de la historia" (Editorial Novum).
Chile y Perú


El volumen bilingüe tiene como autores a Luis Herrera Aguerrevere y a Tito Alarcón Pradena.

Se trata de un completo volumen, enriquecido con abundantes fotografías, que revisa la pasión por estos animales, tanto en nuestro país como en el Perú.

La investigación parte de la premisa de que el caballo ha recorrido a galope nuestra historia. Desde que éste llegó a América junto con el desembarco de Cristóbal Colón, se convirtió en protagonista esencial tanto de la esfera civil como de la militar, ya sea como medio de transporte, como motor facilitador de las construcciones o en el frente de batalla.



El libro ofrece un exhaustivo catastro de los principales criaderos y fundos instalados en ambos países. También dedica un espacio importante al rescate de las tradiciones vinculadas a este animal, como el Champion y la Semana de la Chilenidad y en el caso del Perú, se resalta el Concurso Regional de Mala.

También incorpora una iluminadora reseña histórica, que en nuestro país se remonta a 1540, cuando el conquistador Pedro de Valdivia introdujo desde el Virreinato del Perú los primeros ejemplares, con los cuales atravesó el desierto de Atacama.

La mejora de nuestra raza criolla -tal como se consigna en el texto- fue obra del Gobernador García Hurtado de Mendoza, gracias a cuya gestión se incluyeron 42 ejemplares escogidos. Más tarde, en 1544, se establece el primer criadero, a cargo del padre Rodrigo González.


Estribos y espuelas del criadero Santa Isabel (Sexta Región). Son objetos de gran valor que retratan la identidad del huaso.


El fundo Lo Campino se enfoca en dos disciplinas: el rodeo y el enganche (carruajes tirados por caballos).

¿Qué pasó después? En 1893, un grupo de criadores, encabezados por Raimundo Valdés, pidió la apertura de un registro de raza pura, convirtiendo al caballo chileno en la raza con registro más antiguo en Sudamérica.


En el Perú , el chalán es quien amansa y quebranta al caballo. Ser chalán es sinónimo de buen jinete

En el caso del Perú, fue Francisco Pizarro quien en 1531, a medida que fundaba poblaciones, instaló centros de producción equina que se transformaron en reservorios de animales para distintas funciones. Como se publica en este texto, "finalizada la guerra de la independencia se produjo la crianza de un nuevo caballo, capaz de recorrer grandes distancias... Surge, entonces, lo que hoy es una raza alegre, elegante y briosa: el Caballo Peruano de Paso".

En la introducción del libro, el empresario e investigador peruano Roque Benavides Ganoza escribe que el equino está fuertemente arraigado a la idiosincrasia de estos dos pueblos.

"Los chilenos han convertido al caballo corralero en un deporte nacional, no hay pueblo en Chile que no tenga por lo menos una medialuna", dice sobre nuestro país y agrega que "si el Caballo Chileno es el más antiguo de América se debe al rodeo principalmente".

Sobre su par peruano, señala que el llamado "Caballo de Paso" tiene un gran arraigo y se ha convertido en uno de los símbolos del país. Cumplió -y lo sigue haciendo- un papel fundamental para el agro, como supervisor de los campos.

"Por su distinta función, el Caballo Chileno es un caballo robusto, de mucha fuerza para poder enfrentar al ganado. Naturalmente trota y se desplaza por diagonales. El Caballo Peruano es un caballo resistente y muy suave, que se desplaza por laterales", puntualiza Benavides Ganoza sobre las diferencias entre ambos equinos.

Carlos Pareja, embajador del Perú en Chile y uno de los principales impulsores de este volumen, complementa: "El Caballo de Paso de nuestro país nació para recorrer los campos. Como las haciendas algodoneras y azucareras eran muy extensas, los dueños de estos predios solían visitar sus tierras a través de este medio de transporte. Solía recorrer kilómetros de arena, por eso se acostumbró a un paso hacia afuera".

También destaca que en nuestro país el interés por el caballo se ha transformado en una pasión transversal, fundamentalmente por el rodeo, que congrega a todos los sectores sociales. "En Perú, en cambio, este ejemplar es un poco más de elite, ya que lo solían montar los dueños de fundos o los capataces".

El empresario chileno Guillermo Atria, dueño del Fundo El Pinar, y uno de los auspiciadores de este libro, lo confirma: "En Chile la pasión por los caballos es tan transversal que me atrevería a decir que no tiene nada que envidiarle al público que asiste al fútbol. Todo hombre de campo no se puede entender sin este noble animal".

Y celebra esta publicación "porque hay que buscar los puntos de unión con Perú, mirando el futuro con ojos positivos".

Presentación
El libro "Nuestros Caballos. Cabalgando juntos a través de la historia" se lanzará mañana en la residencia de Carlos Pareja, embajador de Perú en Chile. Lo presentará Agustín Edwards, presidente de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos, y Salvador Gutiérrez, presidente de la Asociación Nacional de Criadores y Propietarios de Caballos Peruanos de Paso.

---

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal