jueves, 1 de diciembre de 2011

Fundación Altiplano asesora obras de reconstrucción patrimonial en Peralillo

www.elrancahuaso.cl
01 de Diciembre, 2011 07:12

Grandes avances se observan en las obras de las primeras viviendas patrimoniales de esta comuna que resultaron dañadas por el terremoto del 27F, las que han sido reconstruidas con técnicas de conservación y restauración en tierra.





Fundación Altiplano Monseñor Salas Valdés (FAMSV) nació inspirada en el trabajo de los misioneros que por siglos acompañaron a las comunidades andinas en el complejo encuentro con la cultura occidental. Posee un directorio y un equipo ejecutivo permanente con sede en la ciudad de Arica. Cumple su misión de servicio realizando iniciativas de desarrollo sostenible vinculadas a la conservación y puesta en valor del patrimonio cultural. Los proyectos se diseñan y ejecutan a través de talleres especializados que funcionan de manera coordinada y complementaria, con especial acento en investigación y capacitación de profesionales y técnicos.

Desde enero de 2011, Fundación Altiplano cuenta con una nueva sede, CIPADES, (Centro de Investigación en Patrimonio y Desarrollo Sostenible) en la región de O’Higgins. La oficina es parte del Plan Sexta Región, iniciado tras el terremoto de 2010 y se constituyó con profesionales capacitados especialmente en la sede CIPADES Arica. CIPADES Sexta Región asesora al Municipio de Peralillo en la transferencia de metodología de restauración patrimonial para viviendas de tierra que pueden ser reparadas con subsidios MINVU, de acuerdo a la nueva normativa chilena. Asimismo, ejecuta el proyecto de restauración de la Casa Parroquial de Pumanque. En la fiesta de la Vendimia de Peralillo, CIPADES, instaló un stand didáctico para promover la importancia de niños y ancianos en la conservación del patrimonio y generación de desarrollo asociado.

Ayudar a comunidades rurales a desarrollarse y entre otras cosas a preservar su patrimonio, es lo que los llevó a poner una oficina de investigación y desarrollo de proyectos que posee al día técnicas de restauración en tierra, adobe, cosa que en Chile hasta hace 5 años estaba prohibido prácticamente. Por todo esto, se vieron obligados a traer asesores capacitados de distintos países donde se trabajaba y convencer a la gente que Chile siempre ha tenido la mejor tradición de adobe debiendo sólo actualizarla.

“Nos vinimos después del terremoto a colaborar con nuestro granito de arena, nos pidieron ayuda ya que no había mucha gente dedicada al adobe”, explica Cristián Heinsen Planella, Director Ejecutivo de Fundación Altiplano.

Montaron un pequeño centro de trabajo que lo instalaron precisamente en la comuna de Peralillo ya que el alcalde, Gerardo Cornejo, desde un principio manifestó gran interés en el proyecto, pues le permitía mantener la identidad característica de esta localidad que fue profundamente afectada por el terremoto del 27/F. Así fue como, junto al Ministerio de Vivienda y Urbanismo, comenzó la transferencia de conocimientos que hoy comienzan a verse materializados en las obras.

Los conocimientos que transfiere la fundación se hacen en dos niveles, explica Cristián. A nivel de diseño que consiste en enseñar a los profesionales sobre cómo valorizar una casa de adobe, cómo establecer sus daños y después, a establecer lo que se debe hacer para arreglarla. Por otro lado en obra, se les enseña a los maestros, sobre cuáles son las técnicas vigentes para restaurarla como se debe y además reforzarla con nuevas técnicas para eventos sísmicos eventualmente.

“Tenemos mucha conexión con esta zona y nos gusta mucho su arquitectura así que cuando nos pidieron ayuda no dudamos en venir hasta acá. Me acuerdo que pasamos por la Seremi, estaba en ese entonces Nieves Cosmelli y ella que sabe mucho de Patrimonio, nos dijo que la ayudáramos. Nos fuimos coordinando entre alcalde, la SEREMI y los vecinos de esta localidad. Enseñamos a la gente del pueblo a transformarse en restauradores.

El plan piloto del alcalde era tomar un total de 8 viviendas, 5 en Peralillo y 3 en Población, y darle un diseño con todas las técnicas de restauración para que las tomara un contratista local y se atreviera a hacerlas con el financiamiento de un subsidio. Ese contratista local se llama Diego Rivera, que trabaja en la zona, él sabe mucho de adobe y demostró que se puede trabajar con el subsidio que sacó el SERVIU que por lo demás, es muy bueno”, añade Cristián Heinsen.

A fines de diciembre se entregan las primeras viviendas. Es la de la Sra. Angélica Peña Peña, la que tiene el nivel más alto de avance. “No me lo esperaba todavía, la gente me felicita”. “Me gusta como está quedando, es preciosa”, comenta la Sra. Angélica, quien además destaca la calidad profesional y personal del equipo de maestros que trabaja en la obra.
---

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal