sábado, 22 de noviembre de 2008

Codegua Casa de Huéspedes Viña Porta

V/D Sábado 22 de noviembre de 2008
EL MERCURIO

DE ALMA CHILENA

En Codegua, a poca distancia de su bodega de Requínoa, la Viña Porta recuperó una casona de 1875 para transformarla en su casa de huéspedes. Forjada por el empresario Pedro Ibáñez, la propiedad ofrece a sus visitantes muchas de las comodidades de hoy pero con el placer de disfrutarlas entre paredes que atesoran escenas de nuestra historia.
Texto, Jimena Silva Cubillos Producción, Paula Fernández T. Fotografías, Gonzalo López V.

Una verdadera operación rastrillo por el Valle de Cachapoal y sus alrededores fue la que realizó Jorge Goles, gerente general de VC Family Estates, para dar con esta señorial casona ubicada seis kilómetros al este de Graneros. La tarea encomendada por el empresario Pedro Ibáñez de buscar una propiedad auténticamente chilena, que pudiera convertirse en la Casa de Huéspedes de Viña Porta, no era fácil. Primero, porque quedan pocos exponentes de esta tipología de construcción, y segundo, porque la mayoría se encuentra en lamentable estado de conservación o registran notorios signos de intervención.

- Los grandes compradores internacionales de vinos sueñan con venir, conocer y quedarse en Chile. Cuando ven una botella de vino chileno intentan imaginarse cómo es el lugar de donde proviene, visualizan una forma larga y angosta e idealizan la cordillera, pero no perciben la totalidad del país. Por eso era importante encontrar una propiedad que a través de su arquitectura, su carácter, reflejara en parte nuestra historia y patrimonio- , dice Goles, representante del sello que agrupa a las viñas chilenas Porta, Agustinos, Veranda, Canata y Gracia, además de la argentina Universo Austral.

En el afán por mostrar la tradición nacional, recorrieron treinta casas de la región y al final escogieron ésta construida en 1875 por Carlos Correa y Toro, en Codegua. Conocida como la casona del fundo La Morera –nombre que debe a la gran cantidad de ejemplares de este árbol, cuyas hojas se cultivaban para alimentar al gusano de la seda y luego fabricar telas–, según sus nuevos dueños, es la que mejor refleja lo que fueron las casas de campo tradicional chileno. Ello pese a que también fue objeto de intervenciones, como el rebaje de los cielos, la incorporación de parches de cemento en algunos muros y el cierre parcial del corredor exterior.

Durante las últimas décadas la propiedad estuvo en manos de Pedro Pablo Larraín, productor de maíz, quien sólo habitaba la parte central de este inmueble de 1.500 m2, y que por fortuna conservaba prácticamente intacto su parque. Éste, ubicado en la parte frontal del terreno –hoy de 8,5 há–, luce añosos olmos, magnolios, eucaliptos, ciruelos, álamos, robles americanos, nogales, acacios, gran variedad de coníferas y, por supuesto, una que otra morera, además de ligustrinas, helechos, hortensias y vincas.

Junto al corredor perimetral de la casa –cuya planta abraza a un convencional patio central y dos de servicio–, flores como agapantos, rosas y lavandas generan una atmósfera encantadora. En la parte trasera, donde las vistas se abren hacia los campos vecinos, plantaron parras de petit verdot, merlot, cabernet franc, cabernet sauvignon y syrah, con las cuales elaboran una acotada producción de vinos tintos en la bodega subterránea que habilitaron en uno de los patios de servicio.

Antes de reacondicionar la casa, Pedro Ibáñez y Jorge Goles consiguieron los planos originales y se preo-cuparon de buscar maestros expertos en los sistemas constructivos de antaño. Con su ayuda reforzaron las estructuras de madera y los muros de adobe, procurando no alterar la estética ni el carácter de la propiedad. Entre las obras se cuenta la recuperación de la altura original de los cielos, la reposición de tejas –que en algunas zonas habían sido reemplazadas por planchas metálicas– y un acucioso trabajo de carpintería en puertas y marcos de ventanas, que pintaron de un color neutro pensando en quitarles importancia y disimular las imperfecciones dejadas por el paso de los años.

Para habilitar la Casa de Huéspedes de Viña Porta fue necesario reasignar el uso de ciertos espacios y dotarlos de todas las comodidades actuales, como calefacción y jacuzzi. Un salón principal, dos estares, un comedor, la cocina, salas de reuniones, seis suites y una capilla, además de una sala de cata, un wine bar y la sala de barricas complementan el nuevo programa. Las cuatro centenarias palmeras chilenas del patio central remarcan la simetría de la arquitectura, y a un costado de la casa, una tina de agua caliente, rodeada de vegetación, invita a prolongar el descanso entre parronales.



1.- El amarillo citrón fue escogido por Pedro Ibáñez, buscando que los visitantes siempre recuerden esta propiedad.
2.- Los almuerzos al aire libre, al igual que las reuniones corporativas y los matrimonios, son una constante en la Casa de Huéspedes de Viña Porta.



3.- En el corredor exterior se eliminaron los cierres que alteraban su fisonomía original. Los pilares de pino Oregón y roble se oscurecieron para contrastar.
4.- De una serie de obras de Claudio Bravo, cuya inspiración fueron los linos, surgió la paleta de colores. Los géneros que hoy visten estos ambientes son los mismos que fabricó Linos La Unión con motivo de la exposición del pintor



5.- La base de la ambientación es absolutamente neutra, pues la idea era no restarle protagonismo a la arquitectura ni competir con el paisaje.
6.- Al atardecer esta tina caliente al aire libre es punto de encuentro de los huéspedes.



7.- En vez de usar mobiliario de época, se optó por elementos sencillos, neutros y minimalistas que generan atmósferas serenas.
8.- Todos los muebles de mañío fueron diseñados especialmente para esta propiedad.



9.- Las salas de baño son totalmente nuevas, y con los revestimientos y el mobiliario se buscó darles carácter y calidez.
10.- En 560 barricas se guardan los 350 mil litros de vino tinto que se producen al año en la bodega subterránea de este campo.



11.- En el wine bar es posible encontrar todos los vinos del grupo VC Family Estates.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal