domingo, 31 de mayo de 2009

El pueblo de los Bachelet


En medio de la Borgoña francesa, entre Dijon y Lyon, está Chassagne-Montrachet.


FUENTE: REVISTA QUÉ PASA
Edición sábado 21 de octubre de 2006


En medio de la Borgoña francesa, entre Dijon y Lyon, está Chassagne-Montrachet, el pequeño poblado vitivinícola desde donde salió en 1859 Louis-Joseph Bachelet, el primer miembro de la familia de la presidenta que llegó a Chile. Este es un recorrido por el árbol genealógico de los Bachelet, desde el tatarabuelo de la mandataria hasta el último de sus parientes que queda en ese pueblo.
Desde Chassagne-Montrachet, Francia Nicolás Lasnibat


Ubicado en una ruta entre Dijon y Lyon, Chassagne-Montrachet tiene una población de poco más de 400 habitantes.

El 16 de enero pasado, la noticia del triunfo de Michelle Bachelet acompañó el desayuno de los franceses. Para los habitantes de un pequeño pueblo de la Borgoña francesa llamado Chassagne-Montrachet, el apellido era conocido desde hace ya varias generaciones. Basta recorrer un poco sus estrechas calles para leer el nombre de la presidenta en buzones, anuncios, pancartas y botellas de los viticultores de la región. Porque allí Bachelet es sinónimo de una larga tradición agrícola y, sobre todo, vitivinícola.

En la Municipalidad de Chassagne-Montrachet es posible encontrar varios Bachelet en documentos, algunos de los cuales datan de 1640. Aun más: a principios del siglo XIX la mitad del pueblo compartía el apellido con la presidenta.

Chassagne-Montrachet cuenta hoy con una población de algo más de 400 personas. Su ubicación en el mapa de Francia es casi inexistente. Sólo aparece en los planos regionales de Borgoña, la tierra más importante de la vida culinaria francesa, y es accesible únicamente por automóvil recorriendo la sinuosa ruta de los vinos de la Côte de Beaune, entre Dijon y Lyon. En ella se encuentran algunos de los viñedos más preciados de los amantes, sobre todo, del buen blanco.

Ese 16 de enero en la mañana, el último Bachelet de Chassagne-Montrachet, Jean-Claude Bachelet, abrió solemnemente una botella de su cava de la rue du Parterre y, junto a su mujer Pierrette, con quien está casado hace medio siglo, y su hija Marie-Paule, brindaron por esa lejana prima que se convertía en la primera presidenta de un lejano país llamado Chile: "Estamos orgullosos de ser parte de la familia de la presidenta Bachelet. Incluso conocimos a algunos familiares de su bisabuelo Germain que vinieron aquí hace muchos años, y quienes nos trajeron una botella de su producción en Chile. Aún la guardamos como una reliquia, aunque la bebimos ese mismo día, claro", cuenta Jean-Claude.


Jean-Claude Bachelet y su mujer, Pierrette.

Primo lejano de Michelle Bachelet, Jean-Claude es hijo de una familia de 11 hermanos. Ambos comparten un pariente muy indirecto, alguien a quien podríamos llamar el bisabuelo del tatarabuelo de Michelle Bachelet: Phillibert Bachelet. Este familiar remoto tuvo dos hijos: Claude y Jean. La presidenta es heredera de la rama de Jean y Jean-Claude, de la rama de Claude.

A los 73 años, Jean-Claude Bachelet ha pasado su vida ligado a la explotación de su dominio vitícola, una herencia familiar que durante cuatro generaciones ha preparado vinos de gran reputación. Uno de sus tíos, Jean-Marie Bachelet, fue director de la famosa brasserie "Fouquet's" en los Campos Elíseos, y al momento de la Liberación de París, fue el primero que comenzó a exportar vinos de Chassagne a Estados Unidos. Hoy las botellas del Domaine Bachelet se tasan en el mercado internacional a más de 200 dólares, aunque Jean-Claude y su familia viven de manera más bien modesta.

Luego del triunfo de su "prima" Michelle, los llamados telefónicos desde Chile a Chassagne no tardaron en llegar para armar parentescos con Francia. El tío de la presidenta, Claude Bonnefoy Bachelet, había comenzado a armar el árbol genealógico de la familia hace más de 20 años, contando con más de 250 nombres. Sus investigaciones habían podido encontrar el origen de la familia en ese minúsculo poblado francés.

Antes de eso, poco se conocía de Michelle Bachelet en la diminuta ciudad. Jean-Claude relata que supieron de ella gracias a la gente que visitaba su cava, quienes les contaban que una chilena con el mismo apellido se presentaría a las elecciones presidenciales con altas posibilidades de ganar.

El alcalde de Chassagne-Montrachet, Bernard Morey, hombre de la derecha tradicional francesa, por esos días de comicios había visto con un aire de desagrado las imágenes de la candidata socialista Ségolène Royal acompañando a su "colega" chilena. Aún sostiene que "en general, cuando un país está en dificultades es cuando las mujeres llegan al poder". Sin embargo, la postulante Bachelet lo hizo pensar dos veces y la relacionó rápidamente con la familia de su mujer. "Mi esposa tiene ancestros de apellido Bachelet; de hecho su bisabuela fue la última Bachelet del pueblo, ya que de su rama nadie tuvo hijos varones por lo que el apellido se perdió", explica. "Desde hace 40 años que vengo escuchando en la familia de mi esposa la historia de unos primos que se fueron a Chile y no es una sorpresa que la presidenta haya tenido sus raíces aquí", agrega el alcalde.


La casa natal de Louis-Joseph Bachelet, el tatarabuelo de la presidenta que se vino a Chile.

Aunque son de colores políticos distintos, el alcalde decidió encontrar la pista de sus antepasados. Bernard Morey pidió a su suegra los archivos familiares que estaban guardados en una polvorienta maleta de cuero en las bodegas de la casa familiar. Además, con amplio acceso a los archivos municipales, pudo dar con documentos que nadie había visto y que echaban por tierra los trabajos de décadas de Claude Bonnefoy, ya que éstos partían de fuentes erróneas.

Arqueología familiar

El primer documento encontrado fue el certificado de matrimonio del tatara-tatarabuelo de Michelle Bachelet, Joseph Bachelet, quien se casó con Françoise Lapierre el 8 de febrero de 1820 en Puligny-Montrachet, la ciudad vecina. Ese mismo año nació Louis-Joseph, el primogénito que partiría a Chile tres décadas más tarde y a quien llamaremos "el Patriarca".

A partir de ese descubrimiento, la historia de la familia Bachelet comenzó a aclararse de manera inesperada. El alcalde Morey recuerda incluso que "estos descubrimientos provocaron una pequeña pugna familiar entre la parentela de mi señora con los otros Bachelet del pueblo, ya que todos comenzaron a apropiarse de la famosa prima presidenta".

A ese primer certificado le siguieron otros escritos que confirmaron el viaje de seis miembros de la familia Bachelet a tierras chilenas en 1859, en medio de una seria crisis financiera, agravada por el ataque del filoxera, una especie de chinche que devastó las viñas de Borgoña por esos años.

El primer Bachelet que partió a Chile fue entonces el Patriarca Louis-Joseph Bachelet, casado en abril de 1844 con la modesta hija de un herrero, llamada Françoise Jeanne Beault, con quien tuvo cinco hijos en Francia, uno de ellos muerto a los cinco meses de edad. Con los cuatro hijos restantes, la pareja salió rumbo a Chile. "Nadie sabe bien por qué decidieron partir, ya que era osado para la época irse de Francia con cuatro hijos, uno de los cuales apenas tenía un año", sostiene el edil de Chassagne. "Sabemos que Louis-Joseph vendió sus viñas y su casa natal a miembros de su propio clan antes de partir. La casa perteneció hasta hace poco a un Bachelet, pero hace un año se vendió a otra familia".

Las investigaciones de Claude Bonnefoy aseguraban hasta hace poco que habría sido Joseph Bachelet, casado con madame Lapierre -el padre del Patriarca-, quien había hecho el viaje a Chile, quizás perdido por la coincidencia de nombres.

Uno de los problemas para establecer certezas en esta búsqueda genealógica ha sido que, por tradición, todos los Bachelet de Chassagne llamaban a sus hijos de la misma manera. Louis, Joseph, Marie, Jeanne, son nombres que se encuentran en padres, hijos, nietos y bisnietos. "Incluso si vemos el árbol de Louis-Joseph, el primero que partió a Chile, vemos que tuvo dos hijos varones que compartían el mismo nombre: 'Louis-Joseph', como su padre y su abuelo". Sin embargo, Bernard Morey explica que en esa época cada Bachelet no era conocido por su verdadero nombre, sino por un diminutivo: "Por ejemplo, François Bachelet, el padre del tatarabuelo de la presidenta, era conocido como Romati. Y todavía existe esa manera de reconocer a los Bachelet aquí en Chassagne".

El alcalde Morey cree que Louis-Joseph debió haber tenido algunos contactos en Chile antes de partir a Burdeos, desde donde se habría embarcado hacia nuestro país. La familia Bachelet en Chile sostiene con certeza que este joven viñatero de Chassagne habría llegado a Santiago contratado como enólogo de la viña Subercaseaux (familia originaria de Burdeos), llevándose desde Chassagne-Montrachet varias cepas de pinot y chardonnay para plantar en nuestra zona central.

Bernard Morey señala que "Louis-Joseph fue un viticultor importante, ya que era propietario de varias viñas, heredadas de su padre. Pero su abuelo François, conocido como Romati, trabajaba en las tierras de otro, siendo considerado más bien como un simple agricultor".

En tierras lejanas

Cuando el Patriarca Louis-Joseph llegó a Chile, al poco tiempo creó una marca vitícola bajo el nombre "Vins Bordeaux et Magellan". Se cree que su esposa Françoise -luego de varios meses de viaje- habría llegado embarazada al país y, según continúa la mitología familiar, habría dado a luz -en la misma viña Subercaseaux- a su hijo Germain, el único de sus retoños nacido en tierra chilena.

Los hijos de Louis-Joseph se pusieron rápidamente bajo las órdenes paternas y trabajaron en el mundo del vino. El mayor, a quien llamaremos solamente Louis, se ocupó de las finanzas y su hermano menor, el ya citado Germain, de las cavas.


El alcalde Bernard Morey.

Con el paso de los años, el hijo Louis se convirtió en un destacado enólogo, quien llegó a escribir en 1876 un tratado titulado "Guía del vinicultor chileno: El arte de cultivar la viña en Chile", publicado en su casa ubicada en la Quinta de Subercaseaux. Uno de los originales lo tiene la presidenta Bachelet en Santiago y sirvió como texto de estudio hasta fines de los años 30.

Luego de este éxito, el primogénito Louis sufrió la repentina muerte de su esposa, lo que lo ahogó en una profunda depresión. Entre las numerosas cartas que conservan los archivos de la familia Morey-Bachelet en Chassagne se cuenta una, fechada en las vísperas de la Navidad de 1894, donde Louis escribe a su tío Pierre Bachelet (hermano menor del Patriarca Louis-Joseph) en Chassagne evocando la muerte de su señora y hablando además del infortunio de sus cuatro hijas.

Escrita de su puño y letra, desde las oficinas de "Vins Bordeaux et Magellan" ubicadas en la calle Huérfanos número 15, entre sus líneas se lee, por ejemplo, que sus padres -el Patriarca y madame Beault- y dos hermanos ya habían muerto a la fecha. Además, sus problemas económicos lo obligan a pedir el dinero de la herencia de su madre en Francia para ayudar a la última hermana que le queda, llamada Marie, quien a su vez vivía en Chile con graves problemas económicos y familiares.

Louis escribe a su tío: "Nunca perdí la esperanza de volver a Francia, pero esta esperanza que da la felicidad al exiliado se ha perdido en mí para siempre. ¿Qué iría a hacer yo en esa patria que tanto amé, esa que ha cambiado tanto desde nuestra partida? Sólo reconocería su idioma. Las personas que más he amado seguramente no estarán vivas cuando yo pueda volver". Louis jamás volvió y murió joven, a los 43 años, dejando cuatro hijas que con el tiempo perdieron el apellido Bachelet.

Sin embargo, su hermano menor, Germain, nacido en Chile, tuvo seis hijos con la hija del pintor suizo Óscar Brant, entre ellos Olga y Alberto Bachelet, abuelo de la presidenta.

Germain formó una numerosa familia que sirvió de consuelo a los solitarios últimos años de vida de su hermano Louis, quien, luego de enviudar, vio partir a sus herederas a conventos y casas de familiares, y así perderlas de vista para siempre.

En Chile, Germain se convirtió en un buen hombre de negocios. Tuvo dos viñas, una en Ochagavía y otra en la Gran Avenida, una de las cuales recibió el nombre de Viña Santa Margarita y -según Claude Bonnefoy- sus vinos obtuvieron varios premios en Francia. Él incluso posee una Medalla del Concurso Agrícola de París de 1907, y Alicia Bachelet, tía de la presidenta, posee otras del período 1908 y 1912. Germain mantuvo funcionando la viña familiar hasta su muerte en 1934.

Entre los numerosos hijos de Germain Bachelet, pocos son conocidos en los registros familiares. Uno de ellos se llamaba Alberto, quien a su vez tuvo un hijo del mismo nombre, quien se convertiría en el padre de Michelle Bachelet, muerto bajo tortura en la Cárcel Pública de Santiago pocos meses después del golpe. Germain pasaría a ser entonces el bisabuelo de Michelle Bachelet.

Claude Bonnefoy y Bernard Morey coinciden en que "Germain fue el único que pudo perpetuar el apellido Bachelet en Chile, porque fue el único de los hermanos que tuvo hijos varones". Su hermano Louis tuvo sólo hijas. Situación que conoce bien el último de los Bachelet de Chassagne-Montrachet. Con el buen humor que lo caracteriza, Jean-Claude se ríe de su situación: "Mi dominio se llama Bachelet-Ramonet, padre e hijo. ¡Y yo sólo tengo una hija!" Esta situación lo complica al saber que luego de él, nadie llevará el apellido Bachelet en Chassagne. "Así es la vida. Al menos tengo un primo que tiene tres hijos varones que mantendrán vivo el apellido, pero no son de Chassagne. Yo soy el último".

Luego del golpe de 1973, los Bachelet de Chassagne dejaron de recibir noticias de algunos Bachelet de Chile con quienes mantenían correspondencia: "Las cartas empezaron a volver al remitente", explica Pierrette. "Hay unos Bachelet en Luxemburgo que también conocimos, pero ya no tenemos noticias tampoco". Hoy en día, uno de sus sueños es poder retomar los lazos perdidos y encontrar personalmente al menos a esta prima lejana que ha llevado el apellido de sus ancestros al escenario noticioso mundial.

Bernard Morey y su concejo municipal ya han abordado la idea de dedicarle una placa a Michelle Bachelet en una plaza vecina a la casa de su tatarabuelo y dirigirle una invitación oficial apenas realice su primera visita de Estado a Francia. La presidenta ya le ha respondido -en castellano- al alcalde Morey agradeciéndole la invitación, sin poder prometerle una visita. Pero el pueblo entero de sus antepasados quiere dedicarle al menos una tarde entera con vino y música, invitándola a conocer la tierra donde alguna vez vivió su tatarabuelo, ese francés aventurero que eligió el país que hoy gobierna su tataranieta, para echar raíces y rehacer su vida a los pies de la cordillera de los Andes.

GENEALOGÍA DE FAMILIA BACHELET

El pueblo de Chassagne-Montrachet y sus viñas (15)

La presencia más antigua del apellido Bachelet data de fines del siglo XVI en el pueblo francés de Chassagne. En latín Chassegneym, Cassania, Cassanex; en francés antiguo Chaissaigne, Chassègne. Perteneció a la subdelegación de Beaune de la Diócesis de Autun, actualmente del departamento Côte d´Or, en Bourgogne.

La presencia humana en esta zona data de muy antiguo, siendo prueba de ello la llamada “piedra Tonton” o “Tonton Marcel”, que era un antiguo menhir existente en las cercanías de Chassagne, cuya data se remonta a la época celta y que se conservó hasta 1840. Asimismo se han encontrado algunas medallas y sepulturas en piedra desde la época galo romana que permiten suponer una presencia estable de habitantes en el lugar de Chassagne al menos desde el primer siglo de nuestra era.

En el siglo IX el pueblo fue formalmente mencionado por el rey de Francia Charles le Gros, quien entregó Chassagne a la abadía de Saint-Seine, siendo confirmada tal don.n el año 886.

A partir del siglo XIII es citado más seguido y la tierra dependía de Chagny. En 1252 estas tierras pertenecían en parte a los herederos de Arnould de Corabeuf quienes las vendieron a Guillaume Descree y posteriormente este señorío de Guillaume Destree pasó a los Lee y los Crux.

Jean de Crux era Señor de Chassagne en 1273; J. Damas en 1385; J. Pitois en 1444, J. de la Ferriere en 1474; M. de Longeville en 1540; J. de Boutiere en 1600; Jean François de Clermont Montorion en 1709 hasta 1789-92. Asimismo se sabe de Jehan de Chassaigne cuya hija Guillemette + en 1321; y Hugues de Chassagne en 1408, consejero del Duque; eran sin dudas descendientes de los más antiguos señores del lugar.

Hacia mediados del siglo XV se erigió una parroquia bajo la advocación de St. Marc, en torno al cual se fue desarrollando una incipiente población que dio origen finalmente al pueblo de Chassagne, en el cual figuraron varios Bachelet en cargos administrativos y religiosos. Así, en 1805 Marc Joseph Bachelet, n. en Chassagne, fue nombrado cura del lugar en reemplazo de M. Noiret en la administración de la parroquia, cargo en el que se mantuvo hasta su fallecimiento ocurrido el año 1825. Por su parte, don Jean Bachelet, hermano del recién citado fue alcalde del lugar entre 1815 y 1827 y fue a quien le correspondió ejecutar las últimas disposiciones de su hermano, las cuales consistieron en el establecimiento de tres hermanas de St Vincent de Paul para la visita de los enfermos y la instrucción de los niños de la parroquia, obra que perdura hasta nuestros días. En 1827 se erigió un monumento en memoria del abad Bachelet, que está emplazado bajo la nave, sobre el banco perteneciente a su familia.

En cuanto a la actividad económica del lugar, la zona de Chassagne ha sido desde antiguo eminentemente agrícola, siendo su principal cultivo el de las viñas. Su clima resulta muy apropiado para la producción de vinos tintos, destacando el clos St Jean (así nombrado porque anteriormente perteneció a la abadía de St Jean le Grand d´Autun). También goza de fama el Montrachet, un vino blanco con cuerpo, fino, redondo, que posee además un bouquet muy característico eminentemente suave y desarrollado. La familia Bachelet no se mantuvo al margen de la actividad propia del lugar, figurando varios de sus miembros como viñateros, siendo justamente esa profesión la causa de que uno de sus descendientes dejara Francia para probar suerte en el lejano Chile.

GENEALOGIA FAMILIA JERIA

30/4/2008

Aniversario en Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile recuerda al profesional Máximo Jeria
Universidad de Chile

El primer ingeniero agrónomo fue homenajeado en la sede académica ubicada en el Campus Antumapu. El rector (S) Jorge Las Heras valoró en la oportunidad el aporte al desarrollo nacional de esta disciplina, que cumple 80 años en esta Casa de Estudios.



Con la presencia del rector (S) Jorge Las Heras, este martes 29 de abril se efectuó en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Agronómicas la Ceremonia de Conmemoración de los 80 años de la incorporación de la Facultad de Agronomía a la Universidad de Chile, junto a un homenaje al primer ingeniero agrónomo de Chile, el Sr. Máximo Jeria Chacón.

El evento contó con la participación de la Sra. Ángela Jeria, madre de la Presidenta Michelle Bachelet y nieta del profesional homenajeado. Ella asistió a la ceremonia acompañada de sus familiares, entre quienes estuvo también su hermano Alberto, encargado de descubrir el busto de su abuelo, el ingeniero Máximo Jeria.

Asimismo, acompañó al rector (S) Las Heras el decano de la Facultad de Ciencias Agronómicas, L. Antonio Lizana. Diversas autoridades universitarias y miembros de la comunidad nacional también concurrieron a la actividad.

“Nadie duda que lo que Chile ha hecho y avanzado en el desarrollo de las ciencias agronómicas se lo debe en gran parte al esfuerzo de los académicos y a la formación de distintos profesionales que han surgido de las aulas de esta facultad”, aseveró en la ocasión la máxima autoridad subrogante de la Universidad de Chile.

Agregó que “el futuro de Chile ciertamente se basa en gran parte de los avances que nosotros logremos producir desde estas aulas hacia el desarrollo de nuestro campo”.

Con respecto al reconocimiento póstumo al ingeniero agrónomo Máximo Jeria, valoró la relación que por generaciones su familia ha mantenido con la Universidad, por ejemplo a través de la Sra. Angélica Jeria y la Presidenta Bachelet, quienes también han sido homenajeadas en otras ocasiones por nuestra institución.

En ese sentido, estimó que la ceremonia en el Campus Antumapu es un paso más en la distinción a las figuras más destacadas de la historia de la Universidad de Chile, y reconoció el esfuerzo del decano Lizana por lograr la colocación del busto en la entrada de la Facultad.

“La presencia de todos ustedes en esta sala simplemente magnifica la importancia de esta gran Facultad para nuestra Universidad de Chile”, y recupera la historia de “aquellos que hicieron patria y que le dieron vida a lo que representa el Chile del presente”, afirmó ante los asistentes el rector (S) Las Heras.

Un busto para Máximo Jeria

A su turno, el decano Lizana destacó la celebración de los 80 años de la Enseñanza Superior Agronómica en la Universidad de Chile, apuntando; sin embargo, que desde 1882 la Casa de Estudios titulaba a los ingenieros agrícolas, actuales ingenieros agrónomos, del Instituto Agronómico dependiente del Ministerio de Industrias de aquel entonces.

Al mismo tiempo, recordó la memoria de Máximo Jeria. “Su vida y actividades se mezclan con los inicios del Instituto Agronómico y los cambios fundamentales de la incorporación de la tecnología a la docencia técnica del Instituto y el progreso de la agricultura nacional”, sostuvo al respecto.

El busto de Máximo Jeria sirve “como un homenaje imperecedero de los esfuerzos iniciales de este ingeniero agrónomo que ayudaron en gran medida a desarrollar las bases técnicas de esta entonces incipiente disciplina”, agregó el decano Lizana.

La efigie inaugurada en Antumapu es obra del escultor Virginio Arias. Fue restaurada por la profesora Patricia Vargas y recuperada por el profesor Luis Montes, ambos de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.

Máximo Jeria se tituló en julio de 1882. Hasta 1885 se perfeccionó en Europa y luego viajó a Boston, Estados Unidos. Regresó a Chile en 1887 con un informe sobre la Industria del Azúcar.

El profesional se retiró por 14 años a Olmué. En 1907 asumió como director de la Escuela Práctica de Agricultura y luego como director del Instituto Agrícola. Murió en 1924.

Ángela Jeria explicó que para la familia el homenaje realizado por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile es muy importante. “Primero, desde un punto de vista personal, porque él fue un hombre excepcional. Fuera de lo que contribuyó al desarrollo de la agricultura en Chile, el Consejo Universitario aprobó la colocación de un busto en el año 1955, por lo tanto había una deuda pendiente hacia él”, afirmó.

Asimismo, la madre de la Presidenta Bachelet resaltó la figura de Máximo Jeria como la de un hombre cuyo “principal objetivo no fue su prestigio personal ni ganar dinero, rechazó ofertas muy importantes, sino que fue su sentido de trabajo hacia el país, su sentido de servidor público”.

Edición: Universia / RR

Pichilemunews
viernes, 02 de junio de 2006


BISABUELO DE BACHELET -MÁXIMO JERIA CHACÓN- FUE HOMENAJEADO EN FORMA PÓSTUMA EN NAVIDAD


El lunes recién pasado, la comuna de Navidad se engalanó para recibir a la Presidenta Michelle Bachelet -junto a su señora madre Angela Jeria y comitiva- para rendir un homenaje póstumo a su bisabuelo Máximo Jeria Chacón.
Fue así que, presididos por su dinámico alcalde Horacio Maldonado Mundana, la comunidad navideña tuvo su fiesta, llegándole al corazón con la iniciativa.
No obstante, los periodistas estaban más interesados en conocer las impresiones de la Primera mandataria sobre el tema educacional, motivado por las movilizaciones estudiantiles a lo largo y ancho del país.
De Diario VI Región, recogimos la siguiente nota:

En la comuna de Navidad
Presidenta Michelle Bachelet Señaló su Preocupación por la Educación
"Sabemos, y estamos completamente de acuerdo, que hay que cambiar una serie de cosas para que la educación sea de mayor calidad para todos".

La presidenta de la República, Michelle Bachelet, manifestó, el lunes último en la comuna de Navidad, que las movilizaciones estudiantiles son una gran oportunidad para el país de iniciar, entre estudiantes, el Gobierno, padres y apoderados, y profesores, una profunda reforma al sistema educacional, con el fin de mejorar la educación en Chile y , de esta forma, lograr que los niños y jóvenes de hoy tengan un mejor futuro, con mejores oportunidades para todos.
"En Santiago y en otras partes de Chile hay un gran movimiento de alumnos por la educación. Quiero decirles que ese objetivo es el mismo objetivo que tiene esta Presidenta: queremos que la educación en Chile sea cada día mejor. Y sabemos, y estamos completamente de acuerdo, que hay que cambiar una serie de cosas para que la educación sea de mayor calidad para todos. Para las escuelas públicas y para las escuelas privadas", enfatizó la Primera Mandataria durante la ceremonia en la que la Municipalidad de Navidad nombró, en forma póstuma, como Hijo Ilustre al bisabuelo de la mandataria, Máximo Jeria Chacón.

Publicante Pichilemunews @ 20:24 Enviar Noticia



Presidenta en visita a Navidad junto a titular de SUBDERE:



"Que nadie se equivoque: esta Presidenta se la va a jugar por la educación"
La Jefa de Estado señaló que su administración comparte la inquietud de los estudiantes secundarios por mejorar el sistema educacional y sostuvo que el país está frente a una "tremenda oportunidad" para avanzar en este desafío incluyendo a todos sus actores.

La Mandataria hizo estas declaraciones durante la ceremonia en que su bisabuelo, Máximo Jeria Chacón, el primer ingeniero agrónomo del país, fue declarado Hijo Ilustre de la comuna de Navidad, en la VI Región.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, planteó que el debate abierto por los estudiantes secundarios es una tremenda oportunidad para mejorar el sistema educativo del país con la participación de todos sus actores. "Que nadie se equivoque: esta Presidenta se va a jugar por la educación. Creo que esta es la oportunidad de que jóvenes, profesores y apoderados, tengamos conciencia que hay que mejorar. Es una tremenda oportunidad que vamos a aprovechar como Gobierno, para que la educación en Chile mejore y dé muchas más oportunidades a todos".

En este sentido, la Mandataria recalcó la necesidad de mejorar la calidad de la educación para enfrentar las desigualdades sociales y subrayó que el objetivo de fondo de los estudiantes es compartido por su administración. "En Santiago, y en otras partes, hay un gran movimiento de alumnos por la educación. Quiero decirles que ese objetivo es el mismo que tiene esta Presidenta: queremos que la educación en Chile sea cada día mejor. Estamos completamente de acuerdo en que hay que cambiar una serie de cosas para que la educación sea de mayor calidad para todos, para las escuelas públicas y para las escuelas privadas", señaló.

La Jefa de Estado hizo estas declaraciones durante la ceremonia en que su abuelo materno, Máximo Jeria Chacón, fue nombrado Hijo Ilustre de la comuna de Navidad, en la VI Región.

A la ceremonia, realizada en la Plaza de Armas de la comuna, asistió la señora Ángela Jeria, madre de la Mandataria; el Ministro de Agricultura, Álvaro Rojas; el Senador Juan Pablo Letelier; la Subsecretaria de Desarrollo Regional, Claudia Serrano; el Intendente Regional, Héctor Leiva, y el alcalde de Navidad, Horacio Maldonado, entre otras autoridades.

Fuente: Web Presidencia




Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal