miércoles, 30 de septiembre de 2009

La PDI halló posibles vestigios del túnel de los hermanos Carrera

La Nación
Viernes 25 de septiembre de 2009 País
Por Claudio Leiva Cortés/

Grupo de Investigación Histórica Forense inició excavaciones en parroquia de El Monte y encontró dos cuevas que serían respiraderos del túnel. También aparecieron 625 piezas óseas que corresponderían a cuatro soldados patriotas.

El mítico túnel de los hermanos Carrera es el nuevo objetivo del Grupo de Investigación Histórica Forense de la PDI, que dirige el prefecto Gilberto Loch.

La leyenda popular dice que por ese conducto subterráneo, hoy perdido, escaparon los patriotas después del Desastre de Rancagua, el 1 y 2 de octubre de 1814, y la PDI quiere desenterrar el misterio, literalmente.

Para eso, ayer se iniciaron las excavaciones en la parroquia de El Monte, ubicada en la Plaza de Armas de esa localidad de la Región Metropolitana, y se encontraron dos cuevas.

Éstas serían posibles respiraderos del túnel que conectaba la hacienda de los Carrera con ese templo de los franciscanos. La búsqueda también arrojó otros resultados.

El prefecto Loch informó que se hallaron 625 piezas óseas que corresponderían a cuatro soldados patriotas que combatieron en el Desastre de Rancagua.

También se hallaron otros elementos que se investigarán para ver si corresponden a objetos históricos. A simple vista, indicó el prefecto, las osamentas tienen cerca de 200 años.

Además, especialistas de este Grupo de Investigación Histórica de la PDI se adentraron 60 metros en los respiraderos con equipos autónomos, sin embargo tuvieron que retirarse por motivos de seguridad.

Hoy continuarán las excavaciones, pero en los respiraderos deberán efectuarse trabajos para afirmar el terreno.

El prefecto Loch explicó que estas investigaciones históricas se enmarcan en el bicentenario de Chile y la idea es aplicar la tecnología forense de hoy a los mitos y leyendas del pasado.

En ese sentido, afirmó que de encontrarse el túnel de los hermanos Carrera, éste sería uno de los tesoros históricos más grandes del país.

“La memoria histórica dice que el túnel fue utilizado días después de la Batalla de Rancagua para ocultar armas y tropas patriotas que huían de los realistas. Y se escogió la Iglesia de los Hermanos Franciscanos porque tenía protección papal y no podía ser violentada”, explicó Loch.

“Después de la muerte de los hermanos Carrera en Argentina, Javiera Carrera se enemistó con Bernardo O’Higgins y mandó tapiar el túnel. Con el paso del tiempo se perdió, pero según el mito popular, en los años 40 y 50 del siglo pasado se encontraron algunos sables en este lugar”, añadió.

DESPUÉS, LA QUINTRALA

El prefecto Loch también contó que el próximo objetivo del Grupo de Investigación Histórica Forense de la PDI serán los crímenes cometidos en el siglo XVII por Catalina de los Ríos Lisperguer, más conocida como La Quintrala.

Para ello, el grupo se trasladará a Talagante donde se encuentran los “sitios del suceso” de la antigua hacienda de esta mujer a la que se le atribuyen varios asesinatos, incluyendo el de su padre.

La última pesquisa de este grupo compuesto por 15 profesionales, entre historiadores, antropólogos, geólogos, geógrafos, fue la ubicación exacta del lugar en que mataron a Manuel Rodríguez.

Tras dos años de trabajo y de acuerdo a datos científicos, el “Húsar de la muerte” fue asesinado por el comandante argentino Rudecindo Alvarado, a la sombra de un maitén ubicado en la Cancha del Gato, en la hacienda de Polpaico.
El lugar exacto del homicidio se emplaza a casi dos kilómetros de donde está el actual monumento al héroe en Tiltil.
----

Hallan un túnel por donde presuntamente escapó Carrera, prócer de Chile
Por Agencia EFE – 25/09/2009

Santiago de Chile, 25 sep (EFE).- El grupo de Investigación Histórica Forense de la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile descubrió un túnel por donde presumiblemente José Miguel Carrera y sus hermanos, próceres de la Independencia de Chile, escaparon tras el episodio conocido como "El desastre de Rancagua", en 1814.

En los últimos días, un grupo de 15 profesionales, entre los que se encuentran historiadores, antropólogos y geólogos, excavó los alrededores de la iglesia de San Francisco de Asís, en el poblado de El Monte, al suroeste de Santiago, en el marco de un proyecto relacionado con el Bicentenario de la Independencia.

En el lugar se encontró el pasillo subterráneo que conecta la parroquia con la hacienda de la familia Carrera.

Gilberto Loch, prefecto de la PDI, que dirige la investigación, informó del hallazgo de 625 piezas óseas que corresponderían a 4 soldados que combatieron en la batalla de Rancagua, el 1 y 2 de octubre de 1814, donde los patriotas fueron derrotados y se restauró el régimen realista, partidario de la corona española.

"La memoria histórica dice que el túnel fue utilizado días después de la batalla para ocultar armas y tropas patriotas que huían de los realistas, y se escogió la iglesia de los hermanos franciscanos porque tenía protección papal y no podía ser violentada", explica Loch.

En una investigación enmarcada en la celebración del Bicentenario de la Independencia de Chile, han sido encontradas de momento dos cuevas que, según los expertos, podrían ser respiraderos del túnel.

José Miguel Carrera, que combatió con los Húsares de Galicia contra las tropas napoleónicas en España, fue el primer general en jefe del Ejército y jefe de Gobierno en Chile (1811-1814), con una posición abiertamente separatista respecto del aparato estatal de España.

En contra de la opinión de Carrera, que prefería una línea defensiva más al norte, en la Angostura de Paine, Bernardo O'Higgins se encerró en la plaza de Rancagua, a 90 kilómetros al sur de Santiago, para detener a las tropas monárquicas, que lo sitiaron y tras dos días de combate, lograron romper el cerco y huir.

La versión más conocida de la historia, cuenta que Carrera se vio obligado a retirarse de Chile y partió temporalmente a Mendoza (Argentina) para reorganizar la independencia de Chile, pero su enemistad con O'Higgins y José de San Martín lo llevó finalmente a ser fusilado en 1821. Sus hermanos Juan José y Luis sufrieron antes la misma suerte.

Al mando de Montoneras indianas, Carrera protagonizó numerosos alzamientos en territorio argentino y llegó una vez a tomarse Buenos Aires, pero nunca pudo cumplir su sueño de volver a Chile.

El grupo de la PDI trabaja con la hipótesis de que, tras el desastre de Rancagua, Carrera se refugió en un túnel de más de un kilómetro que conectaba con su hacienda, junto a su familia y su batallón.

"Después de la muerte de los hermanos Carrera en Argentina, su hermana Javiera, también enemiga de Bernardo O'Higgins, mandó tapiar el túnel. Con el paso del tiempo se perdió, pero según el mito popular, en los años 40 y 50 del siglo pasado se encontraron algunos sables en este lugar", relató Loch.

Según el prefecto, si los resultados de la investigación indican que la caverna subterránea es el túnel de los hermanos Carrera, el hallazgo se convertirá en uno de los grandes tesoros históricos del país para el Bicentenario de la Independencia, el próximo año.

© EFE 2009. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

---
123 CHILE
Restos de José Miguel Carrera estarían ocultos en un túnel



La Policía de Investigaciones (PDI) está rastreando un túnel-escondite en El Monte donde supuestamente estarían los restos de José Miguel Carrera. Ya se iniciaron los trabajos de excavación.

Cuenta la historia que después del desastre de Rancagua en 1814, que José Miguel Carrera huyó de la zona. La versión oficial dice que falleció en Mendoza en septiembre de 1821, pero existe otra teoría.

Se dice que se refugió en un túnel que unía una parroquia de El Monte con la hacienda de su familia, un escondite para él y su batallón.

"Y el armamento se supone estuvo guardado durante ese tiempo, testimonios hay de gente antigua de esta parroquia que encontraba botones de soldados, espadas se encontraron también", relató Juan Carlos González, párroco de El Monte.

La PDI inició trabajos para determinar qué hay de cierto. Especialistas trabajan en ambas salidas del túnel, en la Parroquia y en la actual Viña Doña Javiera, que les permita diseñar un plan de trabajo.

El subcomisario Cristián Denderian, Arquitecto de la PDI, explicó que "primero tenemos que tener claro cuáles son las distancias que supuestamente cubrían este túnel, cotejar con las versiones que hay acá, con la gente que tiene algún conocimiento o sus padres".

Por su parte, Ana María Riad, directora del Instituto José Miguel Carrera, manifestó que "por fin se está preocupando alguien y sobre todo autoridades tal altas como Investigaciones, del destino del cuerpo de este prócer de nuestra patria".

Se efectuarán sondeos geológicos para establecer los parámetros de cualquier excavación que haya que hacer a lo largo del túnel, cuya distancia se estima en 3 kilómetros.

Según el prefecto Gilberto Loch, jefe de la PDI de la Región de Valparaíso, "pensamos que elementos históricos vamos a encontrar, creemos que debemos hacer todos los esfuerzos para derribar un mito. La memoria histórica y colectiva de nuestro país nos indica que aquí hay algo y estamos buscándolo".

En el primer día se encontró una pala cuya fecha de fabricación es desconocida. Los trabajos recién empiezan, pero el objetivo es tener resultados concretos para la celebración del Bicentenario

---

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal