viernes, 16 de octubre de 2009

"Dios mandó a Don Francis para que me reencontrara con mi padre"

www.lacuarta.com
Viernes 16 de Octubre de 2009

CRÓNICA



Pamela Guerra, "La Colorina" del estremecedor comercial de Claro, abrió su corazón con La Cuarta:

Se separó de su taita cuando tenía 6 años. Desde entonces no paró de buscarlo... hasta que lo encontró en un celular.

DESDE CERO: La Colorina no se hará atados sobre por qué su papá estuvo ausente durante tanto tiempo. La mujer quiere partir de cero y recuperar el tiempo perdido.




Un comercial de Claro mezcló dos clásicos de la tele: La franja "Usted no conoce Chile", de Sábados Gigantes, y los cebolleros reencuentros familiares.
La protagonista fue Pamela Guerra Muñoz (35), quien recibe la buena noticia del mismísimo Don Francisco.
"A Dios no le puedo pedir nada más", contó después la mujer, que vive en un sector de Pichiguao, en la comuna de Requínoa, Región de O'Higgins.
Pamela hace la comida en una escuelita rural que queda frente a su casa y dijo que hace unas semanas "andaba por el sector un señor buscando gente que llevara mucho tiempo sin ver a un familiar, y una tía del colegio le contó mi caso, porque yo no quería hacerlo público".
El productor, "luego de unos días, volvió a contactarme y ahí me explicó a grandes rasgos qué era lo que necesitaba que hiciera, pero nunca me contaron de qué se trataba. Pasaron los días, mi vida cambió en 180 grados y ahora soy realmente feliz".
Un día viernes le avisaron que la irían a ver. "A los pocos minutos salgo al patio y en la puerta vi a Don Francisco, ¡casi me morí! Es mi ídolo, por todo lo que representa y... ¡estaba en mi casa! Ni me di cuenta que estaban las cámaras grabando", recordó.
"Con todo el nerviosismo, no me acuerdo qué conversé con él y, recién vi las cámaras, él me calmó y habló conmigo, mientras las cámaras grababan y entonces sucedió el milagro. En el teléfono estaba mi papá, que no veía desde que tenía 6 años. Yo estaba muy emocionada y realmente lloré cuando me dijo La Colorina, recordó.

SIN MAMÁ

La vida de Pamela ha sido dura. Se separó de sus hermanos al morir su mamá. "Yo tenía 6 años y cuando no está la madre, la familia se divide. Me dejaron en un internado en Cunaco y las monjitas fueron mi familia".
Al salir, Pame buscó a su papá sin éxito. Conoció a Samuel León, con quien formó una familia. Tiene tres hijos y se instaló a vivir en Pichiguao hace siete años.
"Siempre tuve curiosidad de buscar a mi papá. Siempre lo conversaba con mi esposo, pero nunca se dio el caso, hasta que Dios mandó a Don Francisco y ahora siento que la vida me cambió. Yo ya no le pido nada a Dios. Él me ha dado todo", verseó.
Pamela tiene seis hermanos y "algunos tomaron bien la aparición del viejo (que sólo tenía contacto con su hijo mayor), pero a otros no les gustó la idea. Yo espero y creo que con el tiempo sanarán las heridas. Estoy feliz y si mi papá se quiere venir a vivir conmigo, así se hará. Él vive en Llico (sector costero de Curicó), con otra gente, a la que le arrienda una casa. Creo que se dedica a la pesca y tengo que aprovechar estos años que me quedan junto a él", prometió.

FAMA

Pamela reconoce que le ha faltado el cariño de un padre. "A todos alguien les dice hijo o hija, y desde que murió mi mamá que no escuchaba esa palabra, ¿y por qué no?, me preguntaba. ¡Gracias a Dios ahora lo tengo de vuelta".
- ¿Sin resentimiento?
- Yo lo voy a aprovechar y lo quiero para que nos demos ese cariño que en todos estos años no fue posible. No necesito explicaciones de lo que sucedió, lo único que necesito es estar con él, quiero disfrutarlo al máximo con mi familia.
- ¿Y ahora usted es famosa en el pueblo?
- La gente me saluda, me reconoce. Es entretenido. Hay que disfrutarlo mientras dure, digo yo. Todos ya saben que soy la colorina del comercial de Claro.

MARIO KREUTZBERGER: "TODO LO QUE OCURRIÓ AHÍ ES VERDADERO..."

Don Francisco conversó sobre el comercial con el diario pop desde su casa en Miami.
- ¿Usted inventó los reencuentros por TV en Chile, maestro?
- Seguramente que sí, porque soy como el hilo negro, más antiguo que el hilo negro. Creo que este comercial es histórico, porque es primera vez que se hace un comercial en vivo, porque esto fue una sola toma. Yo llegué ahí y la señora no sabía que yo iba. Yo conocía la historia de la señora, pero la señora no sabía que yo iba, por lo tanto si fallaba, hasta ahí nomás llegábamos.
- ¿Entonces la sorpresa fue verdadera?
- Todo el comercial es verdadero, todo lo que ocurrió ahí es verdadero.
- ¿La Colorina se impresionó caleta?
- Se nota en la cara, pues, cuando ella ve a su papá. Imagina, lo vio después de 30 años, si la mujer no tiene mucha más edad, prácticamente no conoce a su papá y ve esas imágenes por video-teléfono. Yo creo que también éste es el primer comercial que se hace por video-teléfono, primera vez que se hace un reencuentro así. Por lo menos en Chile no se había hecho nunca y en otras partes no tengo conocimiento.
- Si no hubiese resultado, ¿habrían tenido que hacer todo de nuevo?
- No, no podíamos hacerlo de nuevo, tendríamos que haber buscado otro caso. Se perdía la sorpresa.
- ¿Las zonas rurales aún tienen magia, o con el tiempo han perdido su encanto?
- Depende. Con el tiempo todas las cosas van avanzando, pero yo creo que el encanto todavía no lo pierde. Lo que pasa es que no es igual que si hubiéramos hecho este mismo comercial hace 50 años. Esas calles no habrían estado pavimentadas, en pocos lugares había luz eléctrica, entonces habría que hacer el reencuentro a parafina. Muchas cosas han ido cambiando, pero todavía quedan campesinos. El campesino ha cambiado su atuendo, pero es diferente al hombre que vive en la ciudad. El campo mantiene su magia.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal