martes, 11 de enero de 2011

Sammy Hormazábal, alcalde de Paredones:“En reconstrucción estamos en pañales”

El Rancagüino Online
Enero 6, 2011
por Luis Fernando Gonzalez

- El edil asegura que la falta de profesionales, y la carencia de un plan integral para esa comuna, ha sido gatillante a la hora de evaluar el lento proceso que ha vivido tras el terremoto una de las zonas más cercanas al epicentro.



Texto y fotos: Tania Arce Saavedra


El edificio municipal de Paredones resultó seriamente dañado tras el terremoto de febrero. Actualmente las oficinas de este organismo funcionan en las salas de clases de un colegio de esa comuna.

Un 80 por ciento de las viviendas más antiguas en el suelo; pérdida total de la infraestructura pesquera; destrucción de cuarteles en Salinas de Lo Valdivia; destrucción de infraestructura pública; daños irreparables en el turismo local, y gran parte del patrimonio arquitectónico en el suelo. Todas consecuencias sufridas por Paredones—la comuna más cercana a la región de El Maule— tras el sismo de 8.8 grados del 27 de febrero pasado.
“En reconstrucción, nosotros aún estamos en pañales— señala Sammy Hormazábal alcalde de la comuna— hemos tratado de marcar presencia en todas las áreas afectadas, pero tenemos serios problemas con los tiempos”. El jefe comunal está preocupado al extremo.
“La gente se angustia de solo pensar que va a pasar otro invierno en una mediagua. Y aquí si que es crudo” advierte.
En Paredones hay 700 familias viviendo en casas de emergencia. “El problema es que a las gente no le atraen las casas industrializadas, y a las empresas constructoras tampoco les llama la atención acudir a una comuna con tanta diversidad geográfica” asegura el jefe comunal.
Perteneciente a una antigua familia de Bucalemu, Sammy Hormazábal asumió la alcaldía de Paredones tras la destitución de Antonio Carvacho, en 2003. Ahora está en su segundo periodo democrático, siendo el terremoto de febrero, el capítulo más difícil que le ha tocado sortear en su mandato. Antes de ser alcalde, y cuando era conocido por ser el concejal “más aguerrido” de esa comuna cardenalina, el comercio y el rubro pesquero eran su fuerte. Por lo mismo este hombre de mar, si que sabe de luchas y batallas.
Hace poco más de una semana nació su tercera hija: Gabriela, hecho que selló un año lleno de contradicciones.
El terremoto lo encontró de vacaciones en el sur de Chile, y durante más de un día, vivió la impotencia de no poder llegar a su comuna a auxiliar a la gente, que tanto le necesitaba por esas horas.
“Para nosotros la tragedia de febrero ha tenido consecuencias extremadamente diversas. Por un lado está todo lo que es la infraestructura pública. En este sentido debo reconocer que el Ministerio del ramo ha sido rápido y eficiente. Moisés Sarabia, el Seremi ha actuado con mucha responsabilidad y ya se han invertido alrededor de 400 millones de pesos en infraestructura y mejoramiento” señala Hormazábal. Contó que la mejora en los caminos destruidos, las postas, infraestructura urbana y sedes comunitarias, han sido el eje de inversión de esta cartera pública. Sin embargo, y en esta misma área, cuenta que existe un serio atraso en lo que es el sistema de Agua Potable Rural, el que también resultó seriamente dañado con el gran sismo. “El problema aquí, es que lamentablemente la empresa que nos debiera asesorar, y a la que el ministerio le asigna recursos, no lo está haciendo como debiera” señala el edil. “El apoyo no es suficiente” sentenció.


El DAEM de Paredones también sufrió con el fuerte movimiento telúrico del 27 de febrero.
Falta de profesionales: un gran problema en Paredones

En Paredones la gran falencia — siempre—es la falta de profesionales para ir en ayuda de las labores de apoyo a la población. Es una comuna dispersa, con realidades muy distintas, y donde la conectividad, la falta de industrias y fuentes de empleo permanente, y sobre todo la diversidad de su población, hacen difícil el trabajo del municipio. Según el alcalde, “esto se soluciona contando con muchos profesionales que trabajen y empujen esta máquina con buenos proyectos”. Con el sismo y posterior tsunami, esta carencia se multiplica aún más, y a juicio de la autoridad eso ha influido en las labores de reconstrucción. “Acá hay que trabajar con un solo profesional por área y no damos a vasto. Que la regularización, que las carpetas para el Serviu, que los ploteos, que los miles de problemas de nuestra gente. Carecemos de recursos para actuar más rápido, y esto es como el problema del cartero: es él quien paga las consecuencias por ser quien lleva las malas noticias. Nosotros somos la cara de la reconstrucción, y Paredones es una comuna muy azotada por el terremoto” advierte.


Así luce la principal avenida de Paredones a diez meses del terremoto de 8.8 grados registrado en febrero de 2010.

El edil sabe con propiedad que la solución pasa por un “plan integral” para esa comuna. “No es suficiente la buena voluntad. Hay que tomar esta zona e integrarla de verdad en los planes de reconstrucción. La gente está muy afectada. Imagínese que las familias van a tener que aceptar esas casas prefabricadas, que no les acomodan para su realidad. Porque no les asignan recursos para autoconstrucción. Deben confiar en la gente, cada realidad es distinta. ¿Acaso es digo que anden ejecutivos de maletín ofreciendo las soluciones como quien ofrece un celular, y comprometiendo a la gente sin ver el drama por el que pasan? Esa no es la solución” sostiene Sammy Hormazábal.
Para este 2011 existen importantes proyectos para esa comuna de Cardenal Caro: la construcción del alcantarillado de Bucalemu; la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas para esa misma localidad; la ampliación del Liceo de la comuna. Pero también los paredoninos esperan poder volver a contar con viviendas dignas los que las perdieron; recuperar el edificio municipal que hoy funciona en un colegio; y volver a ser un polo de atracción turística en la zona. Tal como lo era hasta el 26 de febrero de 2010.

Edificio Municipal:

Alrededor de 500 millones de pesos se necesitan para recuperar el edificio municipal de Paredones. Aún no está definido si se va a construir uno nuevo, o se va a reparar el antiguo. Para esta obra se necesitan recursos, los que debieran provenir de la Subsecretaría de Desarrollo Regional. Actualmente la Municipalidad de Paredones, funciona en unas salas de clases de un colegio de esa comuna.
En tanto en las dependencias de lo que fue el Departamento de Educación Municipal, ya se han comenzado a instalar oficinas modulares.

Pescadores al mar:

Los pescadores de Bucalemu sufrieron la pérdida de botes y motores tras el tsunami de febrero. El programa “Volvamos al mar” les ayudó en la recuperación de su capital de trabajo. Sin embargo, y según señaló a El Rancagüino Sammy Hormazábal, “los nuevos motores no son los adecuados para las condiciones del mar en la zona”. El hecho no es menor, pues según relata el propio edil—quien es conocedor del oficio— la automatización de dichos motores, provoca serios riesgos, debido a la lentitud con que se produce el levantamiento en el momento de adentrarse, o salir del mar.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal