viernes, 17 de abril de 2009

Maquetas y retablos de Juan Zamudio






ARQUITECTURA PATRIMONIAL CHILENA

Desde hace años, Juan Zamudio, artesano de San Fernando, en la Sexta Región, se dedica a investigar la arquitectura patrimonial de su zona, logrando recrear en maquetas y retablos la belleza de sus iglesias, museos, haciendas y otros edificios históricos.

Financiado por el Fondart y con el apoyo de la institución Consejo Nacional de Monumentos Nacionales, este proyecto que se presentó en Los Dominicos reúne una docena de obras diseñadas y realizadas a escala, siendo una copia fiel del original que incluso reproduce la pátina del tiempo.

Entre los edificios que reproduce el artesano se encuentra la Iglesia de La Merced, construida en el siglo XVIII, famosa por su papel histórico en la Batalla de Rancagua; la Hacienda San José del Carmen “El Huique”, de San Fernando, cuya capilla es considerada una de las más bellas de Latinoamérica, y la Casa Patronal Hacienda de Lircunlauta, casona típica colonial rural de San Fernando. Esta maqueta, de 1.20 x 0.50 metros, fue confeccionada por Juan Zamudio en 1997 en forma exclusiva para el Presidente de la República de entonces, Eduardo Frei Ruiz Tagle.
En la exposición se agregan otros monumentos ubicados en Santiago, como la Casa Colorada y el Palacio de la Moneda.
---

Fondart 2006 : Muestra "Memorias de un Pasado Arquitectónico"
30-05-2007

La exposición, inaugurada en el marco del día del patrimonio en el Museo Lircunlauta de San Fernando, es obra del artista Juan Zamudio, quien recreó los edificios patrimoniales más representativos en la región en detalladas maquetas de gran formato.

Los edificios patrimoniales más representativos de la Región de O’Higgins fueron recreados a través de maquetas de gran formato por las habilidosas manos del artista Juan Zamudio, autor de la muestra “Memorias de un Pasado Arquitectónico”, la que fue inaugurada el pasado domingo 27 de mayo en la sala de exposiciones del Museo Lircunlauta de San Fernando y se encuentra financiada por el Fondart 2006.

Con gran oficio y una palpable preocupación por los más mínimos detalles, Zamudio fue capaz de poner al alcance de la mano nuestras joyas patrimoniales. Hecho que fue valorado por la Directora del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Ximena Nogueira Serrano, la que destacó el esfuerzo del artista y la gran calidad del producto final.

La exposición es una recopilación de los trabajaos más logrados de Zamudio, que constituyen un testimonio de estas ciudades y su gente y que pretende poner de manifiesto tanto la distancia como la proximidad que todavía nos une a sus calles, edificios y habitantes.

Las maquetas y retablos traen al presente estas construcciones, transformándolas en documentos visuales objetivos y veraces del pasado arquitectónico, histórico-cultural y también poético de una era ya vivida; espejo que revela con nostalgia recuerdos vivenciales de nuestros antepasados.

A través de estas obras, el artesano pretende rescatar en forma de piezas artísticas estos monumentos históricos, difundir la cultura de la zona a nivel nacional, y también contribuir a la creación de
conciencia para la preservación de nuestro patrimonio nacional.


---
Chile.com
Chile en Miniatura

Como un país en tierras liliputienses, Juan Zamudio expone sus obras en el Pueblito Los Dominicos.

El Palacio de La Moneda con sus patios y sus puertas, con sus ventanas y balcones...pero tan pequeño que cabe en una mesa. Ese es el trabajo que hace este artista de la microarquitectura y que se puede visitar durante todo este mes.
Desde hace más de 20 años, Juan Zamudio, artesano de San Fernando, en la VI Región, se dedica a investigar la arquitectura patrimonial de su zona, logrando recrear en maquetas y retablos la belleza de sus iglesias, museos, haciendas y otros edificios históricos.

Su afán es rescatar no sólo arquitectónica, sino también históricamente los espacios que recrea en su trabajo.

Financiado por el Fondart y con el apoyo de la institución Consejo Nacional de Monumentos Nacionales, este proyecto que se presenta en Los Dominicos reúne una docena de obras diseñadas y realizadas a escala, y que son una copia fiel del original; tanto es así, que incluso reproducen la pátina del tiempo.

Cada uno de estos retablos demanda un trabajo de meses, puesto que cada teja, cada puerta, cada reja es hecha a mano, artesanía pura, lo que hace que las obras requieran, en su confección, una dedicación unica. Además, las obras requieren de una minuciosa observación del terreno, cuenta el artesano, luego de lo cual se crea un plano proporcional para el retablo.

Entre los edificios que reproduce el artesano se encuentra la Iglesia de La Merced, construida en el siglo XVIII, famosa por su papel histórico en la Batalla de Rancagua; la Hacienda San José del Carmen ?El Huique?, de San Fernando, cuya capilla es considerada una de las más bellas de Latinoamérica, y la Casa Patronal Hacienda de Lircunlauta, casona típica colonial rural de San Fernando. Esta maqueta, de 1.20 x 0.50 metros, fue confeccionada por Juan Zamudio en 1997 en forma exclusiva para el Presidente de la República de entonces, Eduardo Frei Ruiz Tagle.

En la exposición se agregan otros monumentos ubicados en Santiago, como la Casa Colorada, en los que es posible apreciar hasta las veredas que los circundan.

---

nuestro.cl

Agosto 2003

Juan Zamudio, artesano
Maquetas con historia

Desde su ciudad de origen, San Fernando, el autodidacta Juan Zamudio se ha hecho paso con insistencia y dedicación para llegar a exponer en Santiago sus maquetas que reproducen edificios patrimoniales. Prolijidad, detalle, fidelidad y materiales originales, hacen destacable una obra que constituye un verdadero registro en tres dimensiones y que, uniendo la investigación con la artesanía, responde a una legítima pasión por la historia de nuestro patrimonio arquitectónico.

Por Rosario Mena

Antes de que Juan Zamudio llegara con sus maquetas al Hotel Santa Cruz Plaza, de la ciudad colchaguina, impresionando a su dueño Carlos Cardöen quien montó allí una exposición, sus reproducciones de edificios y monumentos históricos ya había sido expuestos en lugares como San Vicente, Palmilla, Pichilemu, Rancagua y San Fernando, abriéndose paso luego hasta Santiago. Este año su trabajo ha podido apreciarse en la galería del Pueblito de los Domínicos, perteneciente al Instituto Cultural de Las Condes, y ahora se traslada al Parque Arauco.

Monumentos regionales como la Casa del Pilar de la Esquina y la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced en Rancagua; la Iglesia de Guacarhue, la Iglesia de la Ex Hacienda San José del Huique, en Colchagua, la casa pastoral de la hacienda de Lircunlauta, en San Fernando; o el torreón de las casas de Mendoza, en Rengo; además de otros edificios como La Moneda, en Santiago, han sido recreados por sus manos siguiendo sus características originales, en una labor de larga duración que se basa en una meticulosa investigación. Frecuentes viajes desde el sur para revisar documentación en la Bibliteca Nacional o en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Chile, han sido necesarios para satisfacer sus exigencias de fidelidad y su genuino interés por la historia."Me gusta saber todo sobre el edificio, cómo se construyó, quién lo diseñó, que hechos ocurrieron allí, quienes fueron sus dueños, quienes vivieron ahí".

De hecho, junto a cada obra Zamudio coloca una reseña que no sólo señala la fecha de construcción y el arquitecto o constructor, sino que también da cuenta de la forma constructiva, los materiales originales, las restauraciones y remodelaciones que han vivido cada edificio, y de los hechos históricos que allí ocurrieron. El mismo va contando cómo en la Iglesia de la Merced, construida en 1758, se refugiaron los patriotas antes de la Batalla de Rancagua, o cómo fue que el famoso arquitecto Toesca diseñó la iglesia de Guacarhue a petición del párroco, a quien conoció en sus paseos a Peumo, en donde había recluido a su infiel mujer en un monasterio.

Entre sus obras se cuentan recreaciones de edificios que ya han dejado de existir, los que reconstruye exclusivamente a base de fotografías, planos y datos. En caso de que existan, el trabajo comienza con una investigación en terreno. Crear conciencia sobre el valor patrimonial de los edificios "en los que se ha escrito gran parte de nuestra historia y muchos de los cuales están en peligro de extinción", es el objetivo de Zamudio, quien tras egresar del liceo no tuvo la posibilidad de seguir estudiando, por lo que se desempeñó como vendedor de seguros y otros trabajos, mientras desarrollaba su oficio artesanal de manera autodidacta, junto a su hermano.

Un esfuerzo que obedece a una arraigada motivación personal y cuyo valor es difícilmente cotizado en el mercado. "Es un trabajo muy largo. Son meses en una pura pieza. Esto es artesanía pura, surge de la nada misma. Aquí no hay pillería. Todo lo hago con mis manos, no adapto elementos ni desechos. Hasta las tejas del techo las hago con greda, una a una, igual que las rejas soldadas, las puertas, las ventanas".

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

A las 4 de mayo de 2010, 22:35 , Blogger julio alejandro ha dicho...

Estimado Juan Zamudio;

Junto con saludarlo, agradeceré saber sus contactos, ya que al igual que usted el arte en greda lo vengo desarrollando desde pequeño y es primera vez que veo maquetas de este estilo.
Saludos.

Julio Carreño
julcor@gmail.com

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal