domingo, 12 de diciembre de 2010

Los balnearios arrasados por maremoto preparan playas

www.emol.com
domingo 12 de diciembre de 2010

Últimas localidades en iniciar la temporada lo harán el 21 de este mes:
Con disímiles avances los atractivos costeros de O'Higgins, Maule y Biobío se preparan para el verano, a casi 10 meses del maremoto.

F. ÁLVAREZ, E. LEIVA Y F. ALIAGA
Llenar las playas de gente y los negocios con dinero, para recuperar los destinos turísticos y las inversiones realizadas, es la meta para este verano de los balnearios de O'Higgins, Maule y Biobío arrasados por el maremoto de febrero. Para ello trabajan en la limpieza de las playas y del fondo marino.



Así ocurrió en Dichato, donde el mar borró el 70% de este pueblo del Biobío y donde el municipio de Tomé dotará de salvavidas, boyas para la zona de nado y baños para abrir la temporada este domingo.

Allí el 80% del comercio ya está rehabilitado y han abierto 18 restaurantes, de una treintena que había antes del maremoto. Otros 10 levantarán sus cortinas en el "mall de emergencia" que se inaugurará el 16 de este mes, cuyo costo fue $139 millones.

"Auguramos una buena temporada. La gente viene más que antes, porque quiere cooperar para que los comerciantes tiremos para arriba", cuenta Antonio Alomar, presidente de la Cámara de Comercio local.

Acota, eso sí, que están conscientes de que "muchos turistas vienen por el morbo de ver cómo quedamos, pero es algo que ya tenemos asumido". Precisamente, la destrucción que tiene Dichato impedirá brindar los 500 alojamientos de antes, pues sólo hay 140 camas, entre los complejos que quedaron en pie y los que se reconstruyen.

Aptas para nadar

En el Biobío, además de este balneario, son aptas para nadar las playas de Coliumo y El Morro (Tomé), y las Negra y Penco (Penco). En esta última comuna el mar destruyó la caseta de baños y camarines, y se perdió un bote zodiac y chalecos salvavidas, que el municipio repondrá. El Cuerpo Militar del Trabajo ya dejó limpia la arena y buzos de la Armada rastrearon hace dos semanas el fondo marino.

En el Maule, si bien ninguna playa es apta para el baño por condiciones naturales previas al terremoto, como el fuerte oleaje, sí se espera habilitarlas como solaneras el 21 de diciembre. La meta era hacerlo una semana antes, pero las faenas de limpieza de playas aún están en curso, afirma el capitán de puerto de Constitución, Milibrag Delic. Estas labores se ejecutan en Constitución, Iloca, Duao, La Pesca, Pelluhue y Curanipe.



En Constitución, la playa principal "Los Gringos", luce más estrecha por efecto del maremoto y la excavación necesaria para reparar la costanera mantiene grandes montículos de ripio. Las veredas, rejas, escaleras, faroles y bancos aún no se reponen y sólo cuatro restaurantes están en reconstrucción.

"No creo que se habilite la playa el 21 de este mes. Debieron empezar a trabajar mucho antes y se nota una labor muy a la ligera y sólo para cumplir el plazo", dice el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo local, Aquiles González.

En Pelluhue, el alcalde Carlos Zúñiga asegura que la playa de Curanipe más otras seis estarán listas para esa fecha, para lo cual se invirtieron $50 millones en equipamiento. La limpieza de la arena ya concluyó, lo mismo que en Iloca, Duao, Rancura y La Pesca, en la comuna de Licantén, donde ahora se trabaja en la implementación y en obras viales. "El tsunami fue una oportunidad para mejorar y ordenar los balnearios", dice el alcalde Héctor Quiero.



Pichilemu apunta captar los turistas de las zonas más afectadas



En Pichilemu, región de O'Higgins, quieren sacar partido al hecho de no verse tan afectados por el tsunami. Sus comerciantes están ciento por ciento operativos y esperan "robar" turistas a las otras dos regiones afectadas, pues tienen la misma capacidad hotelera, comercio y restaurantes que en años anteriores, afirma la presidenta de la Cámara de Turismo, Viviana Contreras.

El alcalde Roberto Córdova precisa que "la infraestructura dañada la recuperamos en un 95%, no hay rastro de escombros en las playas y el fondo marino no fue necesario limpiarlo". Eso permitió que la temporada partiera el 20 de noviembre en la playa Terrazas, la única apta para el baño de la región.

Mientras que Punta de Lobos, popular por la práctica de surf y modificada en su morfología por el sismo, se habilitará como solanera el 15 de diciembre. Esa misma fecha Bucalemu, en Paredones, también iniciará la temporada, pues aún quedan espacios públicos por limpiar.
---

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal