miércoles, 9 de mayo de 2007

Valle de Colchagua








UNA TIERRA CON TRADICIÓN



PLANO VALLE DE COLCHAGUA

Colchagua en lengua indígena, significa Valle de pequeñas lagunas, fue tierra de aguerridas tribus mapuches y luego llegó a convertirse en el límite Sur del Imperio Inca. Las primeras obras de regadío prehispánicas, fueron construidas por éstos, introduciendo de esta manera la agricultura al Valle de Colchagua.Junto con la colonización, en el siglo XVII, se crean las haciendas en el Valle de Colchagua, que correspondían a grandes extensiones de tierra, que el Rey de España entregaba a sus más distinguidos oficiales, siendo las tierras de Colchagua las más codiciadas, por su clima y suelo, ideales para la agricultura y ganadería.Luego de que Chile iniciara su proceso de independencia de España en 1810, las familias más tradicionales del país, adquieren tierras en este Valle, creando las grandes haciendas tal como se conocieron en los siglos XVIII y XIX, y construyendo maravillosas mansiones, muchas de las cuales se conservan hasta hoy.
Este Valle ha tenido desde siempre una vocación netamente agrícola. El maravilloso clima con que cuenta, el uso de tecnología de vanguardia, y la incansable creatividad del hombre, han permitido a la industria vitivinícola un impresionante desarrollo, con la producción de vinos que han alcanzado los mejores estándares mundiales. Ligado a esto, estas mismas empresas, y otras de la zona, han iniciado en los últimos años el explosivo desarrollo de productos turístico-culturales de alta calidad, ligados al mundo del vino y la cultura.
Hitos relevantes son la creación del Museo de Colchagua (museo histórico único en su tipo), de la primera y más organizada Ruta del Vino creada en Chile (Ruta del Vino del Valle de Colchagua), el inicio en el 2004 de los viajes del
Tren del Vino (con antiguos carros y locomotora a vapor, para románticos), y la construcción de hermosos hoteles temáticos que han permitido el nacimiento y crecimiento de un turismo del más alto nivel.
En la actualidad, el Valle de Colchagua, es la zona líder en la producción de vinos finos en Chile, la con mayor proyección internacional, y un destino turístico y de negocios de gran atractivo. CHILE Y EL VALLE DE COLCHAGUA
Chile es una larga y angosta faja de tierra ubicada al sur del continente americano.De norte a sur posee alrededor de 4.300 kilómetros de largo, que contrastan con los solo 200 kilómetros de ancho en promedio. Posee una inmensa diversidad de climas y suelos, desde el desierto de Atacama, el más seco del mundo, hasta la antártica. Hacia el este, la inmensa cordillera de los Andes, y al oeste, el Océano Pacífico. Fronteras naturales que lo hacen un lugar único.
Está dividido en doce regiones de norte a sur, y una treceava región conocida como la Región Metropolitana, donde se localiza la capital, Santiago, en el centro del país.Las regiones del vino se encuentran entre la Cuarta y Novena regiones, incluyendo la Región Metropolitana que se encuentra entre las regiones Quinta y Sexta, en el centro del país.
El Valle de Colchagua se encuentra ubicado en la Sexta región, en el centro de Chile, y es pionero en la promoción de la denominación de origen y el primero en crear su propia “Ruta del Vino”. Situado en la cuna de nuestras tradiciones, el Valle de Colchagua es reconocido por la producción de vinos premium y ha sido el Valle más premiado en competencias internacionales los últimos años.
En términos generales, el Valle de Colchagua tiene un sector pre-cordillerano con influencias de Los Andes, un sector central o planicie, y un sector costero con predominantes influencias de Océano Pacífico.


VIÑA CASA SILVA


Pioneros en la plantación de Viñedos finos en el Valle de Colchagua, con plantaciones que datan de 1912. Don Emilio Bouchon, primera Generación de la familia llegó desde Burdeos, Francia, a fines del siglo 19, en 1892. Se inicia la construcción de la que es hoy nuestra bodega, la más antigua y tradicional del Valle de Colchagua. Se producen excelentes uvas y vinos que se venden a granel a otras empresas exportadoras. La segunda y tercera generación dejan huellas imborrables en la historia de la Viña, Don Abel Bouchon, y su yerno, don Jorge Silva, casado con la Sra. Maruja Bouchon. Con el correr de los años, los Viñedos y Bodega de la Viña son separados en diferentes ramas de la familia, y parte de ellos vendidos.
Es en 1977 cuando Don Mario Silva Cifuentes, casado con Doña María Teresa Silva Bouchon, cuarta generación de la familia, compra y recupera gran parte de la antigua bodega y viñedos y decide adentrarse en la pasión de su vida, la tierra y el vino. Realiza nuevas plantaciones y comienza a producir vino a granel para vender a otras empresas exportadoras, siendo reconocido como un hombre innovador y visionario que recuperó gran parte de la tradición familiar.
A principios de 1997, su hijo mayor, Mario Pablo, le propone transformar el negocio de venta de vinos a granel en una empresa embotelladora y exportadora de vinos finos con marca propia, creando Casa Silva. Mario Silva acepta y comienza la gran transformación y un gran desafío, que fue darle una identidad única y propia a los grandes vinos producidos por la familia. Al corto tiempo, se unen a este proyecto sus hermanos, Francisco y Gonzalo. Se forma un gran equipo familiar, haciendo de Viña Casa Silva una de las principales productoras de Vinos Premium de Chile, obteniendo reconocimientos a nivel nacional e internacional, que la hacen una de las Viñas más premiadas de Chile los últimos años.

VINO, RODEO Y POLO

Casa Silva, amor por la Tierra

El 100% de los vinos producidos por la Viña Casa Silva provienen del Valle de Colchagua. La pasión y el amor de la familia Silva por la tierra y el vino, su preocupación por los detalles, y su compromiso con las generaciones futuras, es parte de su estilo, y le otorga un sello único, personal y particular a cada vino. Su conocimiento y trabajo de la tierra les permite separar las uvas previamente y durante la cosecha, sabiendo a la perfección el origen de cada vino, el fundo y la parcela dentro del fundo de donde se obtuvieron. Esto les permite crear vinos complejos, donde la suma de cuerpo, color, taninos suaves y fruta, se conjugan para entregar, por sobre todo, elegancia, larga persistencia y una tipicidad única, que representan las características del terroir.

Esto es algo que va más allá de una simple actividad, es una vida, es nuestro destino.
El Rodeo
El Rodeo Chileno es el deporte nacional. El Huaso el personaje más tradicional de Chile. El Valle de Colchagua, corazón de las tradiciones y el Huaso Chileno. En la medialuna de la Viña se pueden pasar los más gratos momentos. Amigos, vida al aire libre, tradición. La Viña cuenta con su propio equipo, llamado Corral Doña Dominga, que participa a nivel nacional con excelentes resultados. Es una tradición, es un estilo de vida..
El Polo
Al igual que el rodeo, el Polo es parte de un estilo de vida, es parte del amor de la familia por los caballos. La Viña cuenta con una cancha de Polo, donde frecuentemente se organizan partidos y se practica este deporte entre amigos.

Plano de ubicación Bodegas Viña Casa Silva
Lolol, la Sobrecogedora Costa Chilena.

Quienes visitan esta lejana tierra de la costa Colchagüina, sienten normalmente algo sobrecogedor. A sólo 15 kilómetros en línea recta del Océano Pacífico, en pocas partes de Chile, quizás sólo en el desierto, puede observarse el cielo y las estrellas con tanta claridad. Tierra virgen de la costa, tierra del secano costero y corazón de las tradiciones más típicas del huaso chileno.
Clima
El clima predominante en la zona es templado cálido, con una estación seca prolongada de 6 a 8 meses. Las temperaturas medias en los meses de verano fluctúan entre los 30 y los 9 grados. Posee influencia marítima, aunque no es un clima frío. Predominan vientos del sur-suroeste por el relieve, lo que hace que la oscilación térmica sea sobre 20º. Esto favorece la acumulación de azucares en las uvas. Las precipitaciones en promedio bordean los 550 mm por año, debido al efecto de la camanchaca. Posee además una atmósfera muy luminosa.
Suelos
Los suelos de Lolol son de origen granítico y corresponden a los primeros cordones de la Cordillera de la Costa. Son relieves bajos de características colinares, formados por antiguos procesos de meteorización de rocas. Presenta arcillas rojas muy antiguas y abundante grava de cuarzo en superficie. Su textura es franca a franco-arcillosa. Su contenido de materia orgánica es bajo. De muy baja fertilidad y profundidad media. Su pendiente es variable, alcanzando en sectores de laderas de cerros hasta un 30 por ciento.VariedadesUna mención especial es para la excelente calidad de los vinos de la variedad Shiraz. En blancos, ha sorprendido el Viognier, que siendo una cepa recientemente introducida a Chile, parece haber encontrado su hábitat en el Valle de Colchagua y muy especialmente en la zona de Lolol. Al igual que en los otros fundos poseemos en Lolol un jardín con diferentes variedades, que son parte de nuestra permanente investigación para descubrir el mejor lugar para plantar cada variedad. Otras variedades cultivadas son Chardonnay, Sauvignon Blanc y Gris, Malbec, Cabernet Franc, Gewurstraminer. Merlot y Carmenere.

Los Lingues, con la Fuerza de la Cordillera.


Fundo ubicado en el limite norte del Valle, a los pies de la Cordillera de Los Andes. El viñedo se encuentra en una abertura entre dos cordones montañosos. Un lugar único, mágico y diferente, que destaca por la excelente calidad de las uvas provenientes de la cepa emblemática Chilena, el Carmenere, al igual que Cabernet Sauvignon y Petit Verdot.
Clima
Los Lingues posee condiciones climáticas propias, que lo transforman en un pequeño sub-valle con un microclima especial. Clima de tipo mediterráneo templado-cálido. La influencia de la Cordillera de Los Andes se hace sentir por el descenso de aire frío que hace bajar la temperatura nocturna y lleva la oscilación térmica a los 20 grados. En la estación seca las temperaturas medias van de los 30 a los 10 grados. La abertura entre los dos cordones montañosos, es la causa, por un lado, de los vientos que permiten una homogeneización de la temperatura a nivel del racimo, y por otro lado de que las precipitaciones sean menores respecto al resto del valle. Los vinos que se obtienen son vinos excepcionales, de gran cuerpo y color, y con una dulzura y suavidad de taninos única.
Suelo
Su suelo es de origen aluvio-coluvial con formación de terrazas muy antiguas. Su profundidad es media a alta. Corresponde a la serie de suelos Miravalle. Contenido de materia orgánica bajo y fertilidad media a baja. Poseen un primer perfil que varía de textura franco a franco-arcillo-limoso, con presencia de migajas y piedras angulares en superficie y en aumento en profundidad, lo cual favorece un buen drenaje. Presenta variaciones propias de la topografía de los faldeos de la Cordillera de Los AndesVariedadesLas principales variades plantadas en Los Lingues son Carmenere y Cabernet Sauvignon, obteniéndose vinos de excelente calidad y con características propias. Además, la cepa Petit Verdot , plantada en una pequeña proporción, entrega vinos de muy buena calidad.En los Lingues la Viña ha desarrollado un jardín de variedades, con el objeto de experimentar y obtener resultados referente al comportamiento de nuevas cepas en ese sector entre ellas , Shiraz , Sangiovesse, Viognier, Petit Verdot, Pinot Noir, Merlot y Malbec.


Angostura, Lugar de Antepasados y Tradiciones.

Ubicado en un sector angosto entre la cordillera de la costa y la cordillera de los Andes, cercano a San Fernando, se le denomina Angostura por la cercanía existente entre los primeros cordones montañosos de ambas cordilleras. En él poseemos viñedos originales que datan de 1912 y nuestra centenaria bodega la más antigua y tradicional de las Viñas de Colchagua.
Clima.
En Angostura existe un clima templado de tipo mediterráneo cálido, con estación seca prolongada. Los veranos son cálidos y secos, y los inviernos, fríos y lluviosos. Las temperaturas medias , en los meses de verano, varían entre los 27 y 12 grados, lo que nos da una oscilación promedio de 15 grados. Las precipitaciones promedio son de 700 mm.
Suelo.
En su mayoría presenta suelos de textura franco-arenosa fina, que descansan sobre un substrato aluvial antiguo constituido por bolones, gravas y piedras redondeadas. Son de profundidad media a alta. Presentan buen drenaje. Contenido de materia orgánica medio-bajo.A los pies del cordón montañoso de la cordillera de la costa existen dos sectores diferentes, uno con mayor presencia de arcilla y mayor fertilidad , profundo, y otro sector , en las orillas del río Antivero, que son suelos arenosos , pedregosos y de escasa fertilidad. Variedades Merlot, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Sauvignon Gris destacan como las variedades que han encontrado su lugar en Angostura. Especial mención a este último, donde en 1998 lo re descubrimos junto a un trabajo con la Universidad Católica y fuimos los únicos en embotellarlo bajo la denominación Sauvignon Gris. Las plantaciones datan de 1912. Existen también plantaciones de Cabernet Sauvignon, Malbec, Carmenere y Semillón.
http://www.casasilva.cl/

VALLE DE COLCHAGUA

Colchagua Tierra Premium (24/08/2004).
El valle de Colchagua, una de las zonas del país más prestigiadas en producción de vinos finos de exportación y líder en la actividad turística asociada, está lejos de dormirse en los laureles.
Persiguiendo la excelencia, ahora emprende su proyecto más ambicioso: “Colchagua, Tierra Premium”. Se trata de un Programa Territorial Integrado (PTI) de CORFO, que impulsará y coordinará el accionar de los distintos actores involucrados, tanto privados como públicos, para conseguir que el valle de Colchagua sea reconocido en Chile y en el exterior como una zona productora de vinos finos de alta calidad, elaborados en un espacio rural en donde conviven, se amalgaman y potencian el entorno natural, sus tradiciones culturales y sus propuestas productivas. Ligada a esta condición, se busca distinguir en la zona una oferta de servicios turísticos asimilada a estándares internacionales.Para cumplir este objetivo, el programa considera el trabajo en torno a cinco ejes estratégicos: desarrollo de la industria vitivinícola, medio ambiente y calidad, tecnología, capacitación y empresarización, y turismo enológico. A estos ejes se suman tres actividades transversales, una referida a la obtención de información que permita establecer una línea base para la posterior evaluación de los resultados del programa; otra de promoción de las acciones del PTI y una última relativa a la atracción de inversiones vitivinícolas en el valle.Para la realización de las tareas proyectadas se contempla una inversión total de 1.160 millones de pesos para el período 2004-2005. De esta cifra, 752 millones (64%) serán colocados por Corfo, tanto a través del mismo programa como de sus instrumentos regulares de apoyo a la innovación tecnológica, gestión de calidad, asociatividad y otros. El aporte de otras instituciones –como municipios, Conama, universidades– se calcula en 180 millones de pesos adicionales, en tanto que las empresas participantes contribuirán con alrededor de 228 millones de pesos en el mencionado lapso, por intermedio de su participación en los diferentes instrumentos mencionados.
El programa “Colchagua, Tierra Premium” cuenta con un comité asesor integrado por Alfredo Vidaurre, de Viña Montes; Thomas Wilkins, de Viñas de Colchagua; Darío Polloni, de Viña Cantera; Alejandro Hartwig, de Viña Laura Hartwig; Andrés Mujica, de Hacienda Lolol; Mario Pablo Silva, de Viña Casa Silva; Mario Geisse, de Viña Casa Silva, y Carlos Cardoen, de la Fundación Cardoen.Como se sabe, entre las principales viñas del valle de Colchagua se encuentran Bisquertt, Casa Lapostolle, Casa Silva, Cono Sur, Estampa, Jacques & Francois Lurton, Laura Hartwig, Los Vascos, Luis Felipe Edwards, Montes, Montgras, Siegel-El Crucero, Viñedos Orgánicos Emiliana (VOE) y Viu Manent. Además de sus logros como productores y exportadores de vinos finos –el valle de Colchagua fue nominado como una de las mejores regiones vitivinícolas del mundo por la revista “Wine Enthusiast Magazine” en 2003–, constituyen un grupo pionero en turismo enológico, al haber conformado la primera Ruta del Vino, en 1996, con apoyo de Corfo. Hoy el circuito es uno de los más consolidados del país, habiendo agregado atractivos y facilidades como museos, el Tren del Vino y un hotel en la localidad de Santa Cruz.
El programa “Colchagua, Tierra Premium” fue lanzado oficialmente en la viña Casa Silva. En la presentación tomaron parte el intendente de la Región de O’Higgins, Carlos Bravo; el gerente Corporativo de CORFO, Roberto de Groote, y el director regional de la entidad, Carlos Muñoz, junto al gerente general de viña Casa Silva, Mario Pablo Silva, en representación del comité asesor del Programa Territorial Integrado.El evento convocó a todos los productores de la zona de Colchagua, autoridades públicas y privadas, así como investigadores y académicos ligados a la producción vitivinícola.Actividades.
De los cinco ejes estratégicos que considera el programa “Colchagua, Tierra Premium” se desprende una serie de objetivos y actividades por realizar durante los próximos cinco años que tomará su ejecución. Así, el desarrollo de la industria vitivinícola tiene entre sus principales componentes la ordenación territorial, que se abordará fundamentalmente con los municipios pertenecientes al valle; la aptitud vitivinícola, que se espera definir con precisión (el llamado “terroir”) a través de estudios específicos de clima, suelo, material vegetal y otros; y los registros vitivinícolas, a fin de contar con un sistema de información automatizado y actualizado permanentemente, en colaboración con el SAG de las estadísticas sobre dotación de plantaciones y existencia de bodegas.El medio ambiente es otro eje estratégico del programa, toda vez que la dimensión ambiental se ha transformado en un creciente elemento de competitividad. El propósito es que vitivinicultura del valle de Colchagua avance en la implementación y certificación de Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) y de Sistemas de Gestión Integrados (SGI) que, además del cuidado y respeto del medio ambiente, abarquen aspectos como inocuidad de alimentos y seguridad laboral, que tengan reconocimiento en los destinos comerciales del producto.La tecnología, considerada la vía para lograr la calidad del producto que demandan los consumidores más exigentes, se abordará mediante la creación, el próximo año, de un Centro de Gestión Tecnológica en conjunto con la Universidad de Talca, con sede en Colchagua, así como de Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT) vitícolas en conjunto con INIA.La capacitación y formación empresarial constituye también un eje estratégico del programa, en la medida que los diagnósticos han arrojado carencias en estos ámbitos, especialmente en lo referido a manejo de recursos humanos. La idea es llegar a contar con un grupo importante de empresarios del valle de Colchagua capacitados en gestión de empresas productivas y disponer de trabajadores calificados en las actividades de producción vitivinícola.Por último, en materia de turismo enológico, el objetivo es desarrollar una actividad que entregue productos y servicios de calidad, mediante la inversión y la promoción, a objeto de superar las deficiencias que aún persisten, pese al buen posicionamiento que ha logrado el Valle de Colchagua en esta materia.


VIÑA LOS VASCOS

Traída por los conquistadores españoles durante el siglo XVI, la vid se instala en el norte de Chile.La producción crece rápidamente y pronto el país se encuentra exportando al Perú en abierta competencia con los vinos de España. La familia Echenique, de origen vasco, planta las primeras vides en el valle de Colchagua hacia el año 1750. Ya en el siglo XIX, los Echenique participan de la dinámica expansiva producto de la iniciativa de unos cuantos pioneros que se inspiran en el modelo francés.A partir de 1850, Miguel Echenique Tagle, y luego su hijo Gabriel, plantan las primeras cepas francesas en el valle de Cañetén. La producción chilena se acelera bruscamente cuando la phylloxera asola los viñedos europeos, razón por la cual, la superficie plantada en Chile crece de 9.000 ha en 1870 a 40.000 en 1900. Las primeras exportaciones de vino hacia Europa tienen lugar en 1877.A partir de 1947, Fernando Echenique Zegers organiza y racionaliza la producción en Peralillo; se limpian los terrenos, se crean sistemas de abastecimiento y almacenamiento de agua, se construyen cavas y aparecen los estanques de cemento. Se procede a embotellar los vinos llamados ‘Cañetenes’, los cuales poco a poco van ganando presencia.El viñedo ya cuenta con cerca de 350 ha. Sin embargo, este impulso es detenido por la reforma agraria iniciada en 1970 y que desemboca en la expropiación de los grandes latifundistas. A mediados de los años 70, la familia Eyzaguirre-Echenique retoma las riendas de la propiedad y lleva a cabo la reunificación de la plantación mediante la recompra de los terrenos expropiados. Se realizan nuevas plantaciones y se construye un nuevo sistema subterráneo de abastecimiento de agua. En 1981, la propiedad adopta el nombre de Los Vascos, como tributo a los orígenes de sus iniciadores. La propiedad reconstituida abarca 2.200 ha con 220 ha de viñedos en el año 1988, momento en que la familia Eyzaguirre-Echenique entrega el mando a Domaines Barons de Rothschild (Lafite). La ambición pionera de DBR en Chile consiste antes que nada en un estudio profundo de los potenciales de los vinos locales. Se realizan visitas a numerosas propiedades y se prueba gran cantidad de vinos antes de elegir a Los Vascos por su ubicación cerca del océano y por la naturaleza de sus suelos. Las condiciones climáticas proporcionan un notable estado sanitario natural que se combina con un terroir privilegiado en cuanto a las condiciones de sol, recursos de agua, suelos semiáridos y escaso riesgo de heladas. A 130 metros de altitud y a unos 40 Km. del Océano Pacífico, el micro clima de Viña Los Vascos ofrece una combinación excepcional de factores para la elaboración de grandes vinos. Este nuevo impulso pronto se traduce en importantes inversiones realizadas bajo la supervisión de Gilbert Rokvam, Director Técnico de Château Lafite Rothschild entre 1983 y 1994.Se reestructura el viñedo existente y se instituye un nuevo programa de plantaciones. Se realizan estudios para asegurar los recursos hídricos y se instala una estación meteorológica en el viñedo. Se amplía y moderniza la bodega en varias etapas como respuesta a las nuevas necesidades de vinificación y guarda (cubas de acero inoxidable, prensas neumáticas, bodega para almacenar barricas).Los trabajos en el viñedo y la bodega son revisados bajo una perspectiva netamente enfocada a la calidad, y se designa una nueva administración bajo la dirección de Claudio Naranjo. Hoy en día, Los Vascos dispone de un viñedo de 580 ha localizado en el corazón de una hacienda de 3.600 ha. Constituido por un solo paño, este viñedo es uno de los más importantes del país. Poco a poco, la renovación se ve reflejada en los vinos, y la madurez del viñedo permite ampliar la gama con Los Vascos Grande Réserve y Le Dix de Los Vascos.Las últimas cosechas han traído la satisfacción de vinos notables por su concentración y fineza. Finalmente, con la construcción de una casa de huéspedes siguiendo la tradición arquitectónica chilena, la propiedad dio por concluida su nueva configuración.

LOS DOMINIOS DE ROTHSCHILD EN LATINOAMERICA

En esa dinámica, la Bodega Los Vascos fue adquirida en 1988 por el sello francés Domaines Barons Rothschild (Lafite), reconocido por sus distinguidas bodegas en Francia, Portugal, Estados Unidos y Argentina.El Chateau Los Vascos está situado a doscientos kilómetros al suroeste de Santiago de Chile, en el Valle de Cañeten cerca del pueblo de Peralillo en la Provincia de Colchagua, cuyas tierras están bordeadas por la Cordillera de la Costa a sólo 40 kilómetros del Océano Pacífico, por lo cual sobresalen sus ideales condiciones para la producción de vinos de primer nivel.Este terruño se remonta a 1750 cuando la familia Echenique, proveniente del País Vasco, plantó las vides pioneras. En 1850 sembraron las primeras cepas francesas y en el año 1877 comenzaron a exportar a Europa. Pero no es hasta 1947, que el descendiente de los primeros propietarios, Fernando Echenique Zegers, amplia y moderniza los viñedos y comenzó a embotellar vinos que para ese entonces los llamaron “Cañetenes”. En 1981 es cuando finalmente se adopta el nombre de “Los Vascos”, en honor al origen de sus fundadores.La grandiosa casona del Barón de Rothschild, rodeada de una propiedad de 4000 hectáreas, de las cuales 600 están sembradas con variedades Cabernet Sauvignon, Malbec, Syrah, Carmenere, Sauvignon Blanc y Chardonnay, nos acogió estupendamente por dos días para conocer la magia de sus terruños y probar sus refinados vinos, casados con una fina gastronomía regional con fusión mediterránea.
VIÑA BISQUERTT




Por generaciones, el “terroir” del Valle de Colchagua ha producido sus frutos bajo el ojo atento y el cuidado de la familia Bisquertt. Los consumidores exigentes de todo el mundo reconocen los vinos Bisquertt por su refinado estilo superior.Los primeros viñedos fueron plantados por la familia hace 100 años. Desde 1975 hasta la fecha las plantaciones de Cabernet Sauvignon, Merlot, Carmenére, Sauvignon Blanc, Semillon, Malbec, Syrah, y otras como Pinot Noir, Petit Verdot, Viognier y Gewurztraminer conforman hasta hoy las 1.000 hectáreas de Bisquertt.Con la más sofisticada tecnología, la bodega de Viña Bisquertt procesa actualmente hasta 15 millones de litros, los cuales son exportados a los más exigentes mercados del mundo.Dirección: Lihueimo s/n, Km. 55, Carretera del Vino.
WEB
www.bisquertt.cl

MONTGRAS

MontGras da la bienvenida a todo visitante interesado en aprender más sobre sus vinos y disfrutar del precioso y único Valle de Colchagua.A sólo 2 horas de Santiago, el viaje definitivamente valdrá la pena y sin duda será uno de los recuerdos memorables de su estadía en Colchagua, Chile.La revista Travel & Leisure destacó la región como uno de los "100 destinos turísticos más destacados para el siglo XXI".

Etiquetas: , , , , ,

1 comentarios:

A las 6 de septiembre de 2007, 14:32 , Blogger Eduardo A. Corvalán C. ha dicho...

Hola:

Mi nombre es Eduardo Corvalán...

te cuento....estaba buscando fotos del valla de Colchagua para mi blog, por el mes de septiembre, y me encontré con tu blog...

deja decirte que lo estuve viendo, y me gusto bastante, soy estudiante de historia, tengo familia en colchaba y un montón de hermosos recuerdos, por lo que me pareció fascinante que hayan personas como tu, que se preocupen por mantener de una u otra manera nuestras tradiciones y nuestra historia, realmente súper bien...

bueno, debo confesarte que además te saque algunas fotos, espero no te molestes, de todos modos, para no faltar a los derechos de autor, pongo un link a tu blog, para todos aquellos que se interesen un poco mas por nuestra historia, y el hermoso Valle de Colchagua.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal