sábado, 6 de diciembre de 2008

Beatificación José María Caro Rodríguez y Roberto Bernardino Berríos Gaínza

WIKIPEDIA
José María Caro Rodríguez
Cardenal de la Iglesia Católica


Dibujo de Su Eminencia Cardenal José María Caro

Nacimiento 23 de junio de 1866
Pichilemu, Chile
Fallecimiento 4 de diciembre de 1958
Santiago
El cardenal José María Caro Rodríguez (Pichilemu, 23 de junio de 1866 - Santiago, 4 de diciembre de 1958) fue el VIII Arzobispo de Santiago y primer prelado chileno en ser nombrado Cardenal.

Juventud y primeros años de sacerdocio
Hijo de José María Caro Martínez y de Rita Rodríguez, aprendió sus primeras letras con su abuela, Cayetana, y posteriormente asistió a la escuelita de Ciruelos, hasta la cual debía caminar, cada día, cinco kilómetros.

En la misma época en que era un muchacho, el canónigo de la Catedral Metropolitana de Santiago, Ramón Saavedra Jiménez adquirió una propiedad agrícola cerca de Cáhuil, y en los meses de verano el sacerdote viajaba a su propiedad y oficiaba misas a diario. En febrero de 1881, le solicitó al párroco de Ciruelos que le recomendara un muchacho para que le ayudase a oficiar la misa. Ése fue el joven José María.

Al poco tiempo, el canónigo le propuso al joven ser sacerdote, y Caro aceptó inmediatamente. En marzo de ese mismo año viajó a Santiago con su padre a rendir examen al Seminario de Santiago. Fue admitido en la sección San Pedro Damiano, con cupos para estudiantes de zonas rurales, y allí realizó sus estudios de Humanidades. En 1887 inició sus estudios en Teología y griego; hizo clases de este idioma en el Seminario.

El recién nombrado Arzobispo de Santiago, Monseñor Mariano Casanova y Casanova, lo designó junto a otros alumnos para continuar sus estudios superiores en Roma, en el Colegio Pío Latino y en la Universidad Gregoriana.

Al poco tiempo enfermó gravemente del pulmón. No obstante esta dificultad, el 30 de diciembre fue ordenado sacerdote. También se graduó de doctor en Teología de la Universidad Gregoriana. En 1891 volvió a Chile, en momentos en que el país se veía fragmentado por la Guerra Civil entre el bando presidencialista y congresista.

Carrera Episcopal y birrete cardenalicio

Estatua del Cardenal Caro en la Catedral Metropolitana de Santiago


En 1910 el padre Caro sería enviado a la norteña localidad de Mamiña. Este sería sólo el comienzo de su carrera pues en 1911 sería nombrado Vicario apostólico de la provincia de Tarapacá y Obispo de Iquique. Recibió el orden episcopal de parte del internuncio, Monseñor Sibilia el 28 de abril de 1912.

El 14 de diciembre de 1925 el Papa Pío XI lo nombró Obispo de La Serena; había estado 13 años en Iquique. Años después, el 14 de octubre de 1939 se traslada a Santiago con el fin de tomar posesión de la Arquidiócesis de Santiago de Chile, luego de que el Papa Pío XII lo nombrara como el VII Arzobispo de Santiago. Ese mismo día realizó una visita oficial al Presidente de la República, Pedro Aguirre Cerda.

En 1941 el Presidente Pedro Aguirre Cerda fallece durante el mandato, por lo cual Monseñor Caro preside el funeral de estado en su honor. Como Arzobispo de la ciudad de Santiago, Monseñor Caro fue el principal artífice de la construcción del Templo Votivo de Maipú, en homenaje a la Virgen del Carmen.

Monseñor Caro supo ganarse el cariño de los feligreses y sobre todo del pueblo de Santiago. Siendo uno de los principales pastores de Chile, supo mantener buenas relaciones con los gobiernos radicales no creyentes que tuvo Chile en aquellos años en que le correspondió ser Jefe de la Iglesia de Santiago. Visitó el Hogar de Cristo, la gran obra de San Alberto Hurtado y cuando este falleció rezó el angelus.


Urna donde descansan los restos del Cardenal Caro en la nave derecha de la Catedral Metropolitana de Santiago

El 23 de diciembre de 1945 se conoció la noticia de que el Papa Pío XII lo había elegido para ser ordenado cardenal en el consistorio de febrero del siguiente año. El Arzobispo viajó en pleno invierno europeo. Su salud no lo acompañó, y el frío y las inadecuadas condiciones del Colegio Pío para un hombre mayor, le causaron una bronconeumonía que se fue complicando cada vez más.

Sin embargo, su salud inició luego una lenta mejoría, que le permitió recibir del Santo Padre el capelo cardenalicio el 19 de mayo de 1946, convirtiéndolo de este modo en el primer Príncipe de la Iglesia chileno.

Antes de morir, el Cardenal José María Caro participó en los Funerales del Papa Pío XII y posteriormente, en el Cónclave que en octubre de 1958, eligió al Cardenal Ángelo Roncalli, como el Papa Juan XXIII. El 3 de diciembre de 1958, Su Eminencia cayó gravemente enfermo; el Cabildo Metropolitano en pleno le dio la Extremaunción y el 4 de diciembre, a las 13:20 horas falleció. Las campanas doblaron en señal de duelo, se decretó duelo nacional. Sus restos mortales descansaron en una capilla en la nave derecha de la Catedral Metropolitana de Santiago hasta abril del 2006, momento en que sus restos fueron sepultados en la Nueva Cripta Arzobispal de la Catedral Metropolitana.

Actualmente está en proceso de beatificación junto a Monseñor Bernardino Berríos Gaínza.

Documentos Donados a la Cruz del Tercer Milenio

En Agosto de 2006, fueron donados a través del Cardenal Jorge Medina, tanto el nombramiento como Cardenal otorgado por el papa Pío XII, como el posterior título de primado, ambos pertenecientes al Cardenal José María Caro R.
El Cardenal Caro fue el primer Cardenal chileno y actualmente se está tramitando su causa de beatificación, por lo que estos documentos son considerados dentro de los más importantes en la historia de la Iglesia Católica chilena.

ver documentos

JOSÉ M. CARO
La causa de beatificación del cardenal José María Caro se abrió y luego se quedó sin un vice postulador que la lleve adelante y envíe a Roma la investigación. Este caso es un tanto difícil y por eso se encuentra parcialmente detenida.
Recordemos que primero se deben probar las virtudes heroicas para luego dar paso a la beatificación.

http://pichilemuprimero.bligoo.com/
Cardenal Caro: De Pichilemu un Santo para Chile
Enviado por Carlos el 04/10/2007 a las 15:27
Grande fue mi sorpresa cuando descubrí que el Cardenal Caro tiene una causa de beatificación pendiente y que, al parecer, está durmiendo el sueño de los justos.
Creo que es un desafío para la comunidad creyente de Pichilemu organizarse y hacer fuerza para darle movimiento a esta causa.
Vamos a realizar las averiguaciones con la Iglesia Católica para ver cuál es la situación de la Causa de Beatificación y estaremos informando.
También sería necesario que cualquier persona que tuviera antecedentes lo pudieran hacer llegar para contribuir con este propósito.
Fuerte y Claro.... el respeto por las creencias religiosas es un derecho.

---
La larga lista de espera



Fray Andresito y Mario Hiriart: camino a la canonización (emol.com)

En Chile, existe una larga lista de posibles santos. Sin embargo, uno de los que tiene más posibilidades es el laico consagrado Mario Hiriart, ingeniero que integró el primer grupo de jóvenes del movimiento Schoenstatt en Chile.



Beatita Benavides, José María Caro, Bernardino Berrios y Fray Francisco Valdés (emol.com)

Como dice el director de la fundación que apoya su causa, Pedro Dillinger, su mayor atractivo es no ser un religioso. Esto cobra especial importancia, si se considera que el Papa Juan Pablo II es el sumo pontífice que más laicos ha canonizado. Según Juan Enrique Coeymans, vicepostulador de la causa de Hiriart, el motivo es obvio: la mayoría de los cristianos son laicos y necesitan ejemplos concretos de santidad laical. El caso de Hiriart comenzó en 1995 y ya está en la última etapa de la fase diocesana.

Pero el proceso de otro popular candidato a santo no ha tenido la misma suerte. Fray Andresito, humilde pastor de la Recoleta franciscana, ha esperado 150 años para ser siquiera nombrado venerable. Y es que en su causa trabajaron muchas personas sin preparación, por lo que su caso ha quedado botado en varias ocasiones. Sólo ahora que su vicepostulador es Juan Rovegno, las cosas han avanzado más rápidamente. Al igual que Mario Hiriart, está finalizando la fase diocesana.

Y como estos ejemplos, hay muchos más. Beatita Benavides, José María Caro, Martín de Aranda, son sólo algunos de ellos. Hay un santo para cada gusto. Como dice Juan Rovegno, “esto de los santos es un abanico inalcanzable”. Sólo les queda esperar.

Los posibles santos chilenos

-------

Roberto Bernardino Berríos Gaínza
De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde Bernardino Berríos Gaínza)

Monseñor Roberto Bernardino Berríos Gainza
(* Navidad, 1885 - † San Felipe, 22 de julio de 1975), hijo de Don Pablo Marcial Berríos Vera y de doña Benigna Gaínza Jeria, fue fraile franciscano y Obispo de San Felipe. Está en proceso de beatificación en el Vaticano.

Ingresó al Seminario Franciscano de Navidad, recibiendo sus hábitos en 1911 como fraile Franciscano de Ordenes Menores. Fue nombrado obispo de San Felipe en Aconcagua en 1938, cargo que ejerció hasta 1957. Como obispo de San Felipe fundó 25 parroquias durante su magisterio e invitó a distintas Congregaciones Religiosas a sumarse a la actividad pastoral de su Diócesis: Religiosas Mercedarias, las Hermanas Franciscanas Cooperadoras Parroquiales y las Hermanas del Amor Misericordioso.

A pesar de su jararquía episcopal, nunca dejó de misionar por las tierras de Colchagua: en Nilahue, Pumanque, La Estrella, Marchigüe, Litueche y Navidad, a donde volvía cada año en sus vacaciones a reencontrarse pastoralmente con su gente y a consagrar muchas parroquias y en especial capillas marchiguanas. En 1957 fue nombrado Arzobispo de Anastasiópolis hasta 1970, fecha en que fue nombrado Emérito de San Felipe. Falleció en esa ciudad el 22 de julio de 1975.
-------

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal