lunes, 11 de febrero de 2008

Privados cierran acceso a playa La Pancora en Pichilemu

FUENTE: EL RANCAHUASO
2008-02-06

Pichilemu pierde la posibilidad que turistas y lugareños puedan visitar un maravilloso lugar de contemplación y descanso.




Escrito por Alexis Valenzuela





Ubicada inmediatamente al sur de la Isla de Punta de Lobos, el sector la constituyen dos hermosas concavidades de acantilados que se envuelven de piedrecillas en la cual irrumpen pacíficamente las olas en los bordes. Luego una nueva playita cóncava con arenas grises claras y el inicio de la extensa Playa de La Pancora de más de 4 km. colindando con la desembocadura de la Laguna de Cáhuil cuando se abre “a la mar”.



En Punta de Lobos existió desde 1918 una Casa de Verano con Capilla para la contemplación y meditación de los novicios de la Orden de la Merced de Chile, y que hasta el año 1993 se demolieron las ruinas con el actual propietario Jean Robert Pistone, casona de una maravillosa arquitectura patrimonial chilena con reminiscencias anglofrancesas.



Vista aérea Playa La Pancora

Actualmente Punta de Lobos es un asentamiento de surfistas que consideran el área como una reserva natural. No obstante, los mismos siguen subdividiendo sus terrenos y generándose nuevos negocios inmobiliarios e impidiendo el acceso a bordear todo el sector de Punta de Lobos, y permitir a modo de ejemplo, el libre acceso al acantilado de la “Quebrada del Diablo”, de 150 metros de extensión y 33 metros de profundidad y al sector La Pancora. Sin embargo, el predio que antaño era de propiedad de Florián Araya y que se encuentra frente al acceso de los estacionamientos que conducen a la Playa principal de Punta de Lobos, hoy se encuentra subdividido en nuevos lotes. Existe una “Hostería” denominada “entre mares” y en el predio más al sur una lujosa Casa de Verano que cerró definitivamente el paso a los vehículos para acceder a la “Playa de la Pancora”. Obviamente, negocio cerrado de los privados y nuevamente la capital del turismo de la región de O”Higgins pierde que los turistas puedan acceder libremente a un bien nacional de uso público como lo es la mencionada, solitaria y extensa playa. Y que al menos, los antiguos propietarios privados nunca cerraron el acceso al maravillosos- para muchos desconocido- sector sur de Punta de Lobos del querido balneario de Pichilemu (“Pequeño bosque” en Promaucaes).




Es más, al no poder ingresar al área y de vuelta de haber disfrutado de la Playa de Punta de Lobos junto a mi familia, me encontré en el cruce de acceso a Punta de Lobos con el camino a Cahuil con una esperanza, habían tres señores colocando un letrero que decía “Playa La Pancora- Laguna del Perro -2 km., y que al parecer era caminero Supuse que eran funcionarios municipales o de la Dirección de Vialidad del MOP o SERVIU. Me bajé de mi vehículo a consultar, pero, se trataba de un avisaje de un privado que se encontraba colocando un letrero en un bien nacional de uso público, con representante comercial en terreno, de origen español invitando a visitar La Playa La Pancora y la Laguna del Perro a 2 Km., le consulté SI se trataba de acceder a la Playa y señaló que se trataba de, accesos a loteos de predios que se venden a 30 millones de pesos los mil metros cuadrados.

Negocio redondo entre privados, y un municipio sin autoridad defendiendo los intereses de los Pichileminos y turistas, que es preservar los accesos a los bienes naturales y nacionales de uso público como las playas, riqueza que deja ingresos en las arcas municipales al permitir que los turistas lleguen a Pichilemu y puedan acceder en vehículos con sus familias a las innumerables lugares de ocio, contemplación, descanso y admiración de la belleza paisajística de la capital turística de la región de O”Higgins.



Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal